Ruido en la suspensión delantera

Con el paso del tiempo y el uso de un vehículo, es frecuente que aparezca algún ruido en la suspensión delantera. Sin embargo, lo realmente difícil es efectuar un diagnóstico acertado sin desmontar toda la pieza.

Sin embargo, lo realmente difícil es efectuar un diagnóstico acertado sin desmontar toda la pieza. Así que, si los amortiguadores hacen ruido, hay que prestar atención a los detalles.

Diagnosticar un ruido en la suspensión delantera

Lo primero que hay que hacer es determinar el tipo de ruido en la suspensión delantera que se percibe. Uno de los más habituales es el que recuerda a una cama vieja al moverse o sentarse, el cual suele ser producido por el desgaste de los silentblocks, unos componentes de las barras estabilizadoras que se encuentran en los cuatro amortiguadores del vehículos. De hecho, también son responsables de que se produzca el mismo ruido en la suspensión trasera. Cuestan entre 15 y 20 euros y se pueden sustituir sin pasar por el taller solo con desmontar la rueda y acceder a la parte externa de la pieza.

Otro ruido en el amortiguador trasero y delantero bastante frecuente es el metálico. Suele hacerse oír al pasar por un bache o badén y recuerda a un golpe seco entre dos piezas de metal. Lo normal es que tenga su origen en la holgura que, con el paso del tiempo, han adquirido los anclajes y los puntos de unión existentes entre varios elementos y, sobre todo, entre las rótulas de la suspensión. También puede deberse a la rótula de la dirección o a los tirantes del amortiguador. Su diagnóstico es muy complicado si no es desde abajo, por lo que se requiere llevar el coche a un taller y montarlo en un elevador.

¿Por qué se produce un ruido en el motor al acelerar?

Que se produzca un ruido al acelerar el auto, por lo general, no es algo que dé buena espina. De hecho, estos suelen tener forma de silbido e indican siempre que algo no va bien. Cuando aparecen en el momento de pisar el acelerador, suelen ser consecuencia de un problema en el turbo y, habitualmente, indican que se ha producido una fuga en el sistema de sobrealimentación. Es conveniente llevarlo a un taller lo antes posible, ya que puede acabar rompiéndose por completo y dañando a inyectores, cilindros, etc.

El ruido al arrancar el coche también es bastante frecuente y puede estar ocasionado por diversas causas. Por lo general, suele guardar relación con el mal estado de la batería, por lo que acostumbra solucionarse por sí solo cambiando o recargando este componente. Sin embargo, si no sucede, es probable que haya algún problema en el motor de arranque, lo que supone una visita obligada al taller. Por su parte, si aparecen otros ruidos justo después de arrancar, es probable que haya llegado la hora de cambiar el filtro de la gasolina y el del aire, lo cual es muy sencillo. Esta necesidad se hace patente cuando el ralentí es irregular.

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Cuándo cambiar neumáticos moto

Asesor · Reparacion vehiculos

Qué es el DPF

Asesor · Reparacion vehiculos

Cómo pulir un coche

Asesor · Reparacion vehiculos
Mostrar más