Asesor · Reparacion vehiculos

Cambiar la goma del limpiaparabrisas

Llega un momento en el que los limpiaparabrisas dejan de cumplir de forma efectiva su función. Sin embargo, lo que muchos conductores no saben es que basta con cambiar la goma del limpiaparabrisas para que este vuelva a funcionar perfectamente, es decir, no es necesario sustituir toda la estructura.

Sin embargo, lo que muchos conductores no saben es que basta con cambiar la goma del limpiaparabrisas para que este vuelva a funcionar perfectamente, es decir, no es necesario sustituir toda la estructura. A continuación se explica cómo hacerlo de forma rápida y sencilla.

Cómo se pueden cambiar las gomas de los limpiaparabrisas

Cambiar la goma del limpiaparabrisas es mucho más sencillo de lo que cabría imaginar. Lo primero que cabe señalar es que este recambio, en muchas ocasiones, recibe el nombre de escobilla, por lo que es habitual encontrarlo en talleres bajo esta denominación. En cualquier caso, pidiendo consejo a un especialista o trabajador de la tienda, no resulta difícil encontrarlos. Después, basta con elegir el modelo adecuado para el vehículo que se posee, lo cual es posible comprobar en el reverso del envase en el que estén contenidas.

Una vez se está en posesión de un recambio de la goma de los limpiaparabrisas, llega el momento de ponerse manos a la obra. En este sentido, es necesario levantar toda la estructura de la pieza y, posteriormente, retirar las escobillas. En algunos casos, basta con tirar con un poco de fuerza de ellas, ya que se encuentran unidas al cuerpo del limpiaparabrisas con un pegamento de contacto de baja intensidad. Sin embargo, lo más frecuente es que estén sujetas mediante unos pequeños enganches. Es preciso asegurarse de que la flecha apunte al lugar correcto.

Cambiar la goma del limpiaparabrisas en un par de minutos

Para finalizar el proceso de cambiar la goma de las escobillas de los limpiaparabrisas, solo hay que seguir un par de pasos más. El primero de ellos consiste en acoplar la pieza oscilante en la que, generalmente, recae la función de enganchar la superficie de contacto con el cristal con el la estructura del brazo. Si se ha hecho correctamente, lo normal es escuchar un ligero clic.

Ya solo quedará devolver los limpiaparabrisas a su posición original y comprobar si funcionan como es debido. Esto resulta de vital importancia antes de empezar a conducir. Y es que, en muchas ocasiones, a pesar de la sencillez del proceso, es posible no ajustarlas correctamente. Si han sido colocados correctamente, los parabrisas seguirán siendo útiles durante mucho más tiempo.

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Cómo quitar rayones de moto

Repara tú mismo el coche

Reparación del tubo de escape

Mostrar más