ITV caducada

La Inspección Técnica de Vehículos (ITV) es obligatoria para todos. Desgraciadamente, aproximadamente dos millones de coches no cumplen con este trámite en España.

Desgraciadamente, aproximadamente dos millones de coches no cumplen con este trámite en España.

¿Cuánto cuesta la ITV?

El trámite oscila entre los 30 y 50 euros en función del lugar donde se realice, pero el miedo de los propietarios a que la inspección no sea favorable, lo cual derivaría en la necesidad de acometer importantes reparaciones en el coche o de dar de baja al mismo, incide en que muchos prefieran afrontar este riesgo. El plazo para pasar la ITV depende de la antigüedad de cada tipo de vehículo. Por ejemplo, los coches están exentos de pasar la ITV durante sus primeros cuatro años de existencia. Lo mismo sucede con las motocicletas, cuadriciclos, quads y ciclomotores de tres ruedas; los ciclomotores de dos ruedas la pasan a los tres años. Los propietarios de furgones y camiones de hasta 3500 kilos de masa máxima autorizada comienzan a efectuar dicho trámite a partir de los dos años, mientras que los camioneros la pasan cada año, hasta la primera década de antigüedad del vehículo, y cada seis meses, a partir del décimo año.

ITV caducada: la multa

La multa por ITV caducada depende de tres factores. En el caso de conducir con la ITV fuera del plazo permitido, la multa asciende a 200 euros. En el supuesto de circular con la ITV caducada, los agentes encargados de tramitar la denuncia retirarán el permiso de circulación al conductor del automóvil afectado y le darán uno especial, válido por diez días, para poder acudir a una estación de ITV y realizar la obligatoria revisión. También habrá que abonar 200 euros cuando se circule con una ITV desfavorable, es decir, cuando se detectan fallos graves que han de repararse y revisarse de nuevo en una estación de ITV.

La sanción ascenderá hasta los 500 euros si el resultado de la ITV ha sido negativo (fallos muy graves) y se circula sin haberlos subsanado ni revisado. No conviene confiarse y circular con la ITV caducada. Los agentes pueden multar simplemente por tener la ITV pasada unos días, pese a que una directiva europea instaba a los gobiernos a dar un mes de plazo para cumplir con la inspección técnica del vehículo. Además, las compañías aseguradoras podrían negarse a cubrir los daños producidos en un accidente si se tiene la ITV caducada. La fecha límite para realizarla aparece en la ficha técnica del automóvil y será por la que la autoridad se guíe en el caso de ser sometidos a algún tipo de control policial. Por lo tanto, hay que ser precavido y no viajar con la ITV caducada.

Renovar la ITV

A la hora de pasar la ITV hay que tener bien presentes los plazos a los que se someten todos los vehículos españoles. Según el último anuario de la DGT, correspondiente a los datos de 2014, en España hay más de 22 millones de turismos (alrededor del 72 % de los casi 31 millones de vehículos con matrícula española existentes). Estos están exentos de pasarla durante los primeros cuatro años, aunque deberán ser inspeccionados cada dos años siempre que tengan entre cuatro y diez años de antigüedad. A partir del décimo año, habrán de superar una nueva ITV todos los años.

Las motocicletas, los triciclos y cuadriciclos (ligeros o no), además de los quads, también tienen una exención durante los primeros cuatro años desde su primera matriculación. A partir de entonces, tendrán que pasar por alguna delegación de la ITV cada dos. No sucede lo mismo con los ciclomotores de dos ruedas. Debido a sus limitaciones, habrán de ser revisados a partir del tercer año. Desde entonces, su cita con la inspección será bianual. Los vehículos ligeros, aquellos furgones y camionetas con una masa máxima autorizada de 3,5 toneladas, no tendrán que pasar la inspección durante los dos primeros años.

El caso de los vehículos para profesionales

Los vehículos para profesionales, sobre todo si se tiene en cuenta la cantidad de kilómetros kilómetros que recorren por motivos profesionales, la pasarán cada 24 meses si tienen entre dos y seis años de antigüedad, mientras que el siguiente tramo comprende a vehículos de este tipo de entre seis y diez años, que pasarán inspecciones cada doce meses. La última categoría está destinada a aquellos vehículos que superan la década, que deberán acudir a su cita con la ITV cada seis meses. Los autobuses y vehículos pesados deben cumplir unos requisitos más exigentes por cuestiones obvias de seguridad. En el caso de los primeros, durante los cinco primeros años han de pasar la ITV cada año. A partir de entonces, cada seis meses. Los camiones y remolques pesados, capaces de cargar más de 3500 kilos, han de someterse a la inspección cada año durante la primera década y cada seis meses a partir de entonces.

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Carnet C

Asesor · Legislación sobre coches

Qué contamina más: diésel o gasolina

Asesor · Legislación sobre coches

Conducir Con Niebla

Asesor · Legislación sobre coches
Mostrar más