Carnet D

¿Qué es el carnet D? La razón de ello es que este carnet es el que necesitan los profesionales del volante que van a dedicarse al transporte de pasajeros, siendo necesario en todos los casos presentar el permiso de conducir clase D para optar a un puesto de chófer de autobús.

La razón de ello es que este carnet es el que necesitan los profesionales del volante que van a dedicarse al transporte de pasajeros, siendo necesario en todos los casos presentar el permiso de conducir clase D para optar a un puesto de chófer de autobús. Aquí es donde se encuentra la especial diferencia de este carnet con otros parecidos como, por ejemplo, el D1. El permiso de conducir D da la posibilidad a todos aquellos que superen las pruebas que la DGT establece para ello de conducir autocares sin límite de plazas. Es decir, cualquier vehículo que tenga más de 9 plazas incluyendo la del conductor requiere de un profesional avalado con esta licencia. Tanto si se trata de autobuses urbanos como de aquellos encargados de realizar grandes trayectos por carretera, el grado D es el único que hace posible la capacitación para realizar dicho trabajo.

Requisitos para obtener el carnet D

Esta licencia de conducir tiene algunos requisitos especiales que deben ser cumplidos. Uno de los más significativos es la edad que el conductor debe tener para estar en posesión de esta certificación. Es imposible disfrutar de las ventajas del grado D si no se han cumplido los 24 años. No obstante, es posible comenzar con la preparación y las pruebas 3 meses antes de cumplir dicha edad para hacer que el proceso sea más ágil en todos los sentidos. Así, esto ofrece una oportunidad para todos aquellos que lo necesitan de cara a su futuro profesional. Tampoco hay que olvidar que es necesario estar en posesión del carnet de conducir B para optar por la concesión del carnet de conducir D. De lo contrario, será necesario obtener anteriormente esta licencia para poder presentarse a los exámenes que son obligatorios para este carnet.

Pruebas específicas para obtener el carnet D

Como sucede con otros carnets profesionales, la DGT ha diseñado un sistema basado en 3 pruebas distintas que deben ser superadas consecutivamente antes de hacerse con esta licencia de conducción de autocares. La primera de todas ellas, como sucede con la inmensa mayoría de carnets españoles, es de tipo teórico. El aspirante tendrá que superar un examen compuesto por 20 preguntas obteniendo como máximo 2 fallos. Una vez que se ha superado la fase teórica del proceso se inicia la práctica. Esta parte está compuesta de dos pruebas diferentes que deben ser superadas de forma consecutiva para alcanzar el permiso. La primera es una prueba en pista cerrada que determinará la capacidad del conductor para maniobrar con autocares del tipo que se encontrará en su futuro profesional. Una vez conseguido el aprobado en esta fase se pasa al último examen, una prueba de conducción real realizada en la calle que demostrará si el aspirante está preparado convenientemente.

Aspectos a tener en cuenta de la licencia de conducir clase D

Lo primero que no debe olvidarse es que para muchos puestos profesionales en los que se requiere el carnet conducir D es también necesaria la certificación profesional CAP, una licencia que no se otorga junto con este permiso. Por otro lado, obtener el carnet D conducir no implica que se concedan otros como el A, el A1 o el C. Lo que sí obtendrán aquellos que consigan el carnet D es el de clase D1, ya que el primero engloba a los vehículos que permite conducir el segundo. La licencia de conducir D debe ser renovada cada 5 años siempre que no se superen los 65 años de edad, caso en el que será necesario proceder a la renovación cada 3 años de forma definitiva.

Leer tambien

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Primera ITV

Inspección Técnica de Vehículos

ITV remolque

Mostrar más