Saltar al contenido principal

Carnet C

Carnet C: un permiso de conducir profesional

Conducir supone una gran responsabilidad, pues atañe tanto al conductor como a los pasajeros y a terceras personas, peatones o conductores de otros vehículos.

Esta responsabilidad se multiplica cuando se trata de un conductor profesional, quien debe cuidar de su vida, de la de sus pasajeros y del estado de las mercancías que transporta. Debido a ello, la obtención del carnet de conducir categoría C está regida por leyes y reglamentos que muestran, en ciertos casos, una mayor exigencia que en el caso de un permiso B de coche. En todos los casos, el conductor es también responsable preservar, en lo posible, de daños materiales al vehículo que conduce y a los elementos que se encuentren en su entorno de circulación. Por ejemplo, para poseer el carnet C se intensifica el control de las condiciones físicas y psicológicas de la persona, y también sobre los conocimientos o destrezas que se necesitan para poder conducir con seguridad un tipo de transporte profesional.

¿Es lo mismo el permiso C que el permiso C1?

En realidad, el permiso C de conducir habilita para conducir camiones, aunque dentro de esta categoría se observan distintos tipos de permisos, que son el C1, el C y el C+E. El carnet C1 habilita a su poseedor a conducir camiones hasta 7500 kg, el permiso de conducción C autoriza a guiar cualquier camión sin límite de peso, y el C+E permite conducir un vehículo más un remolque de más de 750 kg. Considerando el carnet conducir C con mayor detalle, puede decirse que este permiso autoriza a conducir vehículos cuya masa máxima autorizada es superior a los 3500 kg y que su número de asientos, incluido el del conductor, es menor o igual a 9. Además, podrán llevar un remolque cuya masa máxima autorizada no exceda de 750 kg.

Requisitos para obtener el carnet de conducir C

Para tramitar el permiso de conducir C existen ciertos requisitos básicos. Estos son tener, como mínimo, 21 años, no estar judicialmente inhabilitado para conducir, residir en España, poseer el permiso de conducir clase B y obtener un certificado médico específico. Además de estos requerimientos, al momento de tramitar este permiso se realizan una serie de exámenes por parte de la DGT, a fin de constatar las destrezas que posee el solicitante en el manejo de esta categoría de vehículos. Es necesario superar tres exámenes de distintos tipos. El primero es un examen teórico específico, en el cual el solicitante debe responder un cuestionario de 20 preguntas. De estas 20 preguntas, que se refieren al manejo de camiones, es imprescindible contestar correctamente al menos 18 de ellas. En el caso del carnet C+E se incluye la teoría referente a la conducción de vehículos con remolques.

Exámenes prácticos, validez y renovación del permiso de conducir clase C

Una vez aprobado el test teórico hay que superar dos exámenes prácticos. El primero evalúa la realización de maniobras y, durante el mismo, el solicitante debe demostrar que sabe y muestra seguridad para conducir un camión, realizando bien las maniobras necesarias, como las de aparcar, hacer giros y dar marcha atrás. Se desarrolla en un circuito cerrado. Finalmente se realiza un examen práctico de circulación, que se lleva a cabo en el tráfico real. En esta prueba se valora si el conductor que solicita el carnet C obedece las señales, utiliza la vía correcta y conoce las maniobras básicas. Normalmente, la mejor alternativa para esta prueba es optar por un camión de pequeñas dimensiones. El carnet C se tiene que renovar cada 10 años, hasta que el conductor llega a los 65 años de edad. A partir de los 65 años, la validez del carnet es de 5 años, pues es imprescindible valorar con mayor frecuencia la agudeza visual del conductor. Este permiso de conducir es de categoría profesional, por lo tanto no puede conservarse vigente una vez que su poseedor se jubila o se decreta su incapacidad para trabajar.

¿Es necesario obtener el CAP además del permiso conducir C?

El CAP o Certificado de Aptitud Profesional de conductores de transporte es un documento que deja constancia de que el conductor ha realizado los cursos y ha superado los exámenes que se exigen para su obtención. Otro requisito para obtener este certificado es estar en posesión de alguno de los permisos de conducción de las categorías C1, C1+E, C, C+E, D1, D1+E, D o D+E. Resulta obligatorio superar un curso de cualificación inicial, tanto en modalidad ordinaria como intensiva, para los conductores que hayan obtenido el permiso de conducción de las categorías D1, D1+E, D o D+E, desde el 11 de septiembre de 2008, y de las categorías C1, C1+E, C o C+E, desde el 11 de septiembre de 2009. Quienes poseen un permiso de conducción emitido antes de estas fechas deben superar un curso de formación continua (Real Decreto 1032/2007 del 20 de julio). Existen algunas exenciones en la aplicación de la exigencia del CAP. No se exigirá a los conductores que deban guiar vehículos cuya velocidad máxima autorizada solo alcance los 45 kilómetros por hora, ni los que se utilicen por parte de los servicios de las Fuerzas Armadas, bomberos, Protección Civil y cuerpos de seguridad. Entre otros casos, tampoco deberán disponer del CAP los conductores de vehículos que prestan asistencia en casos de emergencia o los que se encuentren destinados a misiones de salvamento.

¿Se exige algún otro permiso a transportistas con carnet C de conducir?

Es necesario obtener un permiso especial para transportar mercaderías consideradas peligrosas. En este caso, el transportista también debe estar en posesión del carnet ADR, que significa Agreement on Dangerous Goods by Road. Traducido al español ADR, significa Acuerdo De Transporte De Mercancías Peligrosas Por Carretera, y dentro de este permiso existen cuatro categorías diferentes. El ADR básico permite llevar materiales peligrosos a excepción de productos explosivos o radiactivos, en vehículos que no sean cisterna. El ADR Explosivos habilita para transportar materiales o mercancías explosivas, el ADR Cisterna autoriza a conducir un camión cisterna que contenga algún tipo de líquido peligroso o inflamable. Finalmente, el ADR Radiactivo, como su nombre lo indica, permite transportar materiales radiactivos.

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Vehículos para discapacitados

Asesor · Legislación sobre coches

IVTM

Asesor · Legislación sobre coches

Sin Autoescuela

Asesor · Legislación sobre coches
Mostrar más