Compra tu Rover Montego de ocasión en AutoScout24

Rover Montego

Una década en el mercado con un elegante acabado británico

El Montego fue una de las grandes creaciones de la británica Rover. Un poderoso vehículo que se fabricó entre los años 1984 y 1995 con un importante éxito de ventas. Hasta 1988 se le conoció como Austin Montego, pero a partir de ese año fue simplemente el Rover Montego. Tomó el relevo del Maestro, aunque se elaboró al mismo tiempo durante algunos años, pero introdujo importantes novedades como el nuevo motor SOHC y un salpicadero mucho más robusto. Todo ello con el elegante acabado británico. Veinte años después de que dejara de fabricarse sigue contando con una gran aceptación en el mercado de los coches usados por su dureza y capacidad para hacer miles de km sin resentirse.

Diez versiones en gasolina y diésel

Durante la década larga en la que se fabricó el Rover Montego, salieron al mercado hasta una decena de versiones distintas, la mayoría en gasolina aunque dos en diésel (el 2.0 Turbo Diésel y el 2.0 Turbo Diésel Estate). Todos ellos con gran potencia para la época con motores que oscilaban entre los 69 caballos del Montego 1.3 y los 150 caballos del 2.0 I Turbo. Los consumos no son demasiado elevados con una media de 2,0 litros por cada 100 km y todos los modelos cuentan con dirección asistida. A todas estas características se les une su cuidado diseño exterior al más puro sedán inglés y sus cuatro puertas.

El Vanden Plas, su versión de lujo

El Rover 400 tomó el testigo del Montego en los años noventa, aunque también tuvo su versión de lujo que fue el Vanden Plas. Se trata de un modelo que ofrecía un equipamiento más refinado como asientos de cuero, techo solar, cierre centralizado y llantas de aleación, entre otras características. Sólo en Reino Unido entre 1984 y 1995 se vendieron 436.000 unidades del Montego y en la actualidad casi 10.000 continúan circulando por las carreteras de ese país. En España también contó con el favor de los conductores y por este motivo sigue muy presente en el mercado de los vehículos usados.