Compra tu Renault turbo de ocasión en AutoScout24

Renault turbo

Renault turbo, potencia para cualquier coche

Renault es una compañía francesa fundada en 1899 que tiene su sede mundial en la localidad francesa de Buologne-Billancourt y que siempre se ha destacado por su eficiente labor en el mundo del motor. Así, basándose siempre en la eficiencia de sus motores y en unas líneas de diseño agradables y muy cuidadas, el trabajo de esta firma ha producido coches de segunda mano que se han convertido en auténticos clásicos como, por ejemplo, el compacto R5 o la elegante y clásica berlina Renault Gordini. De este modo, cualquier Renault turbo arroja un plus de deportividad para modelos potentes de por sí, una tecnología que la compañía francesa introdujo en sus modelos de Fórmula 1 en el periodo comprendido entre 1977 y 1985 y que posteriormente ha dado el salto a los modelos de calle, todo para permitir que cualquier usuario pueda disfrutar del rendimiento y la competitividad que cualquier Renault turbo garantiza.

Algunos modelos de Renault turbo para la historia

El turbo es uno de los accesorios que más han revolucionado el mundo de la automoción, ya que del trabajo de esta sencilla pieza depende un aumento de la potencia y del rendimiento de los motores sin tener que agrandar sus cubicajes ni sus dimensiones, por lo que vehículos de cualquier tamaño pueden ver mejoradas sus prestaciones. Así, su funcionamiento es muy sencillo, ya que utiliza una turbina para comprimir los gases producidos por la combustión del motor y reciclarlos para generar una mayor potencia, una tecnología de la que cualquier Renault turbo se beneficia y que ha dado lugar a algunos modelos de indudable valor histórico. Especialmente, el Renault 5 Turbo destaca sobremanera, ya que este pequeño coche de segunda mano que se construyó entre 1980 y 1986 es capaz de rendir 160 CV gracias a un motor de 1397 cc. y a un eficiente turbocompresor montado en la zona central del coche. Gracias a este accesorio, la aceleración de este coche usado permite pasar de 0 a 100 en tan solo 7,7 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 218 km/h. En la actualidad son los motores diésel los que más se benefician de esta tecnología de sobrealimentación, pudiendo encontrarse modelos de Renault turbo como el Mégane Coupé, un vehículo capaz de rendir 130 CV y alcanzar los 200 km/h gracias a un motor diésel de 1598 cc. con turbocompresor.

Ventajas y desventajas de Renault turbo

Como ya se ha señalado, una de las principales ventajas de los Renault turbo es su capacidad de hacer más potentes motores de cualquier cilindrada, algo que repercute en una gran sensación de velocidad y en la óptima aceleración de este tipo de vehículos. Sin embargo, no se acaban ahí las ventajas de la tecnología de turbocompresor, ya que una de sus principales características es la de reducir el consumo de combustible y favorecer la eficiencia energética de cualquier coche usado. Así, por ejemplo, en el caso del Mégane Coupé de 1,6 litros y 130 CV el gasto de combustible combinado se reduce a 4 litros cada 100 kilómetros ofreciendo, además, unos niveles de emisión de CO2 de tan solo 104 g/km. Pero no todo son ventajas en los Renault turbo, ya que esta eficiente tecnología puede demorar su respuesta algunos segundos, por lo que la reacción de los coches usados que la usan puede no ser inmediata, algo que resta carácter deportivo a la conducción. Con todo, los modelos de Renault turbo se presentan como una combinación perfecta de eficiencia y potencia para los que desean disfrutar de coches usados rápidos pero que no pierdan el respeto al entorno.