Compra tu Renault Monovolumen de ocasión en AutoScout24

Renault Monovolumen

Renault monovolumen, amplitud y confort

Las claves que hacen diferir del resto de automóviles a los coches de segunda mano que reciben el calificativo de monovolúmenes es la de contar con todos sus elementos sin separaciones que resten espaciosidad a su habitáculo, razón por la que el motor, el interior del coche y la zona de carga se integran sin constituir módulos independientes. Ello conlleva que los monovolúmenes son coches usados que garantizan un espacio interior que puede llegar a alojar de 5 a 7 pasajeros, una cualidad muy valorada para los que desean contar con un vehículo de grandes prestaciones pero que presente un espacio útil aún mayor. Del mismo modo, y al igual que sucede con cualquier Renault monovolumen, los equipamientos de confort y entretenimiento son las principales estrellas dentro de los dispositivos que conforman estos coches usados, y es que la espaciosidad de sus habitáculos es una gran característica que permite hacer largos trayectos en familia si se suman los adecuados accesorios multimedia, por lo que no es extraño encontrar potentes equipos de sonido y eficientes ordenadores de a bordo montados en cualquier modelo Renault monovolumen.

Un modelo para marcar las diferencias

La dedicación de la firma francesa con los monovolúmenes viene de lejos, algo que ha hecho que puedan encontrarse multitud de modelos de Renault monovolumen como coches de segunda mano. De este modo, cabe destacar, por ejemplo, el Espace, un coche usado que lleva fabricándose desde 1984 y que ocupa un lugar privilegiado dentro de los vehículos pertenecientes al segmento D. El Espace representa el modelo de Renault monovolumen de mayores dimensiones, convirtiéndose en un vehículo especialmente indicado para los que necesitan del mayor espacio siempre a su disposición. Sin embargo, el buque insignia de todos los Renault monovolumen es el Scénic, un coche usado fabricado ininterrumpidamente desde 1996 y que nació para competir con otros vehículos del segmento C como, por ejemplo, el Ford C-Max o el Peugeot 5008. El Scénic cuenta con un equipamiento lleno de confort y que aplica las mejores tecnologías para asegurar el entretenimiento y la seguridad de todos sus pasajeros. Junto a estas características, cabe destacar su variedad de motores, ya que monta tres propulsores de gasolina, uno con un cubicaje de 1,6 litros y 110 CV, otro con 1,4 litros que llega a los 130 CV gracias a la tecnología turbo y un último que presenta una cilindrada de 2 litros y 140 CV. En cuanto a los motores diésel de este Renault monovolumen, el mayor de ellos es un 2 litros con caja de cambios automática y 150 CV, propulsor que se acompaña de otro con 1,5 litros de cubicaje y con un último de 1,9 litros y 130 CV.

Fiabilidad y diversión en la conducción

La configuración de cualquier Renault monovolumen responde a las premisas con las que la firma francesa se plantea la fabricación de estos coches usados ideales para el uso familiar, por lo que siempre se puede disfrutar en ellos de un espacio amplio y confortable, una seguridad máxima y un rendimiento mecánico fiable y muy eficiente, cualidades que hacen de cualquier Renault monovolumen el vehículo usado perfecto para los que quieran combinar un uso familiar y ocioso con prestaciones muy urbanas.