Compra tu Ligier X-Too de ocasión en AutoScout24

Ligier X-Too

X-Too, un clásico de Ligier

La tendencia de vehículos en el mundo indica que los coches compactos y utilitarios serán los que dominen las carreteras en los próximos años. Contrariamente a lo que ocurría décadas atrás, la gran demanda y el poco espacio hace que las empresas busquen la manera de fabricar vehículos compactos de bajo consumo. En este contexto, el Ligier X-Too es uno de los que nacieron para permanecer en el tiempo. Entre una motocicleta y un vehículo

La gran particularidad de este diseño es que está presentado como un cuadriciclo de 4 kilovatios. De esta manera, los que quieran conducirlo no necesitan licencia para conducir coches, sino de motocicletas. Los usuarios que buscan coches de este tipo sienten atracción porque son una combinación perfecta entre tecnología y comodidad. La empresa Ligier ofrece garantía y asistencia de tres años. Otra particularidad es el ordenador que se encuentra a bordo con asistente personal, indicador de temperatura externa, alerta de seguridad y velocidad.

Características técnicas del Ligier X-Too

Los que quieren coches usados que se comporten muy bien en carretera o ciudad buscan este modelo porque, entre otras cosas, dispone de una visión optimizada para niebla, una carrocería que está preparada para absorber pequeños impactos y una estética que mezcla lo deportivo con lo tradicional. Las tomas de aire lateral dan un aspecto muy agresivo y por su pequeño tamaño es muy fácil de aparcar. Por este motivo hay muchas personas que buscan vehículos usados de este tipo.

Más particularidades de este gran compacto

Los ingenieros a encargados de desarrolla este vehículo pensaron en todos los detalles. El vidrio frontal tiene un limpiaparabrisas de tres velocidades. El tapón del carburante está totalmente cromado con un cierre de seguridad de última generación y cuenta con lunas tintadas para mejorar la estética y el acabado final de un coche de alta gama.

La historia de un pequeño gigante

El X-Too de Ligier vio la luz por primera vez en el año 2006. A partir de ese momento, tuvo tanta repercusión que aún se sigue fabricando y salen modelos renovados como el X-Too R o el Ambra CLS. Uno de los motivos por los que se hizo popular el modelo en cuestión es porque su motor diésel tiene dos cilindros y cuatro tiempos similares a los de una moto. El tamaño es de 505 centímetros cúbicos y el bloque de aluminio tiene un árbol de leva a la cabeza que logra alcanzar los 4KW a 3 mil revoluciones por minuto.