Compra tu Citroen 4x4 de ocasión en AutoScout24

Citroen 4x4

Citroën vuelve a los 4x4 en colaboración con Mitsubishi, marca referente en todoterreno

La tradición 4x4 de la marca del doble chevron se remonta a finales de 1950. En marzo de 1958, concretamente, Citroën presenta su primer vehículo 4x4, o de tracción total, un usado de coleccionista con dos motores pensado para la conducción en arena. Se trata del 2 CV Sahara, un todoterreno de 670 kg de peso.

Cinco años después se empieza a fabricar el Citroën Mehari, otro coche cotizado como clásico en el mercado de segunda mano, un descapotable de bajo coste que pesa menos de 600 kg y se produce hasta 1988 con tracción delantera, pero entre 1980 y 1983 en Europa se fabrica con cuatro ruedas motrices. Esta versión tiene una gran distancia del chasis al suelo y amortiguadores traseros de ballestas para circular por terrenos complicados.

Décadas después, tras la inclusión de versiones con tracción total en la exitosa furgoneta Berlingo –referente en segunda mano-, la marca gala lanza en 2007 un modelo clónico del Mitsubishi Outlander, del que adopta el chasis y su configuración 4x4 y con el que comparte sus modernos motores turbodiésel common-rail. Este modelo es el C-Crosser, un todocamino de tamaño medio que ofrece tracción configurable electrónicamente, mediante un selector en el túnel de transmisión del habitáculo.

Citroën cambia su SUV mediano de 7 plazas por un crossover compacto

En 2012 deja de comercializarse el C-Crosser, de 7 plazas, y toma el relevo el Citroën C4 Aircross. Un clon, en este caso, del Mitsubishi ASX con 5 plazas. Este crossover compacto es rival del Nissan Qashqai, pionero del nicho, y comparte con el Citroën chasis y configuración a cambio de motores diésel common-rail de PSA Peugeot-Citroën.

Evolución mecánica de los Citroën 4x4 a lo largo de la historia

Desde la llegada del 2 CV Sahara, con dos motores de 425 centímetros cúbicos que rinden 28 CV aproximadamente a 4.500 rpm hasta rondar los 100 km/h de velocidad máxima; pasando por el Citroën Mehari, con el bloque bicilíndrico gasolina de 602 centímetros cúbicos del 2 CV o con el sistema eléctrico que adapta el ejército francés, de 33 CV de potencia y una velocidad máxima de 103 km/h; hasta la llegada de los C-Crosser y C4 Aircross el salto evolutivo es superlativo.

El C-Crosser, disponible de segunda mano, con mecánicas turbodiésel de 4 cilindros y 2.2 o 2.4 litros, anuncia 156 y 170 CV de potencia, respectivamente; mientras que el C4 Aircross ofrece un bloque gasolina de 1.6 litros y dos turbodiésel de 1.6 y 1.8 litros con 114 y 150 CV, respectivamente. Todos de 4 cilindros.