Compra tu Chevrolet Monte Carlo de ocasión en AutoScout24

Chevrolet Monte Carlo

Chevrolet Monte Carlo, un clásico que resurgió de sus cenizas

Chevrolet es una de las firmas del gigante americano General Motors, fundada en 1911 bajo el prestigio y trabajo del piloto de carreras Louis Chevrolet, con la denominación inicial de Chevrolet Motor Car Company. A grandes rasgos, el Chevrolet Monte Carlo es un cupé de dos puertas construido sobre la Plataforma A de General Motors, que supuso en cierto modo un punto de inflexión en su modelo de diseño. Este coche de lujo se fabricó durante seis generaciones en dos fases bien diferenciadas. La primera de ellas va de 1970 a 1988 y la segunda fase va de 1995 a 2005. Por tanto, es posible encontrar un Chevrolet Monte Carlo de segunda mano tanto perteneciente al siglo XX como al siglo XXI. En la primera fase se relaciona al Chevrolet Monte Carlo con automóviles como el Pontiac Grand Prix o el Oldsmobile Cutlass Supreme, mientras que en la segunda fase es patente la influencia del Chevrolet Lumina.

La primera fase del Chevrolet Monte Carlo

Dentro de la búsqueda de coches usados con un mismo estilo y prestaciones, es posible la comparativa entre el Chevrolet Monte Carlo y el Pontiac Grand Prix que, de hecho, eran competidores en el mercado automovilístico. La potencia de los motores iba de los 245 CV a los 300 CV. El encargado del estilismo del coche, Dave Holls, para crear el Cadillac Monte Carlo dio un estilo más moderno al Cadillac Eldorado, pero usando la estructura del Chevelle. Se utilizó durante toda esta primera fase la tracción trasera. La segunda generación comienza en 1973, en la que los cambios al anterior modelo fueron meramente exteriores. En 1978 General Motors redujo el tamaño de todos sus coches, incluido por supuesto el Monte Carlo. En ese momento se ofrecían dos tipos de motores, un V6 y un V8. Existía la posibilidad de cambio de marchas automático o manual de tres velocidades. Con la cuarta generación en 1981, las líneas del Chevrolet Monte Carlo se suavizan y se ofrece con cinco tipos de motores que van de los 3,75 litros a los 5,7 litros. La producción se detuvo en 1988 y reapareció en 1995.

La segunda fase del Chevrolet Monte Carlo

En 1995 el Chevrolet Lumina, que se fabricaba desde 1989 como respuesta al Ford Taurus, se presenta en dos modalidades; un sedán continuista y la reaparición del cupé conocido como Chevrolet Monte Carlo. Su usó el chasis W-Body de coches como el propio Lumina, el Pontiac, el Buick Regal o el Oldsmobile Intrigue. Se utilizó por primera vez la tracción delantera para el Chevrolet Monte Carlo en la que sería su quinta generación. En el año 2000 llegó la sexta y última generación del Chevrolet Monte Carlo, que se fabricó hasta el año 2005. Se conservaron las luces traseras verticales y las molduras estilizadas sobre los pasos de rueda. Como el coche iba a participar en la NASCAR, se tomó en cuenta a los equipos de carreras, que pidieron algunas mejoras como la ligera curvatura en la parte trasera y el uso del característico alerón trasero. En esta etapa se alcanzaron motores de 303 CV, con 5,3 litros, en el caso del V8.