Triumph Street Twin - Compra o vende tu moto usada o nueva - AutoScout24

Encuentra el moto ideal

Ofertas para tu búsqueda

Ofertas para tu búsqueda

Triumph Street Twin

Triumph Street Twin, una Modern Classic sorprendente

La rompedora Triumph Street Twin, que se comercializa desde febrero de 2016, ha revelado un nuevo concepto de accesibilidad en la gama Bonneville de la emblemática firma británica. Los archiconocidos diseños clásicos de Triumph siempre han fascinado, a través del tiempo, a los amantes de las motocicletas clásicas, aunque siempre se presentan dotados de las últimas tecnologías disponibles. No en vano Triumph, una marca con larga y exitosa historia, se conserva posicionada entre las más demandadas en el mercado de las motos de segunda mano. Su innovadora apuesta satisface ahora a un público más amplio, dado que ha comenzado a transitar también por el sendero de las clásicas accesibles, grandiosas para los pilotos experimentados y también para aquellos noveles en la conducción de motocicletas de esta estirpe. El cambio más radical de la joven Bonneville es la nueva familia de propulsores bicilíndricos en paralelo. Actualmente, las Triumph Bonneville y las Triumph Thruxton ensamblan motores de 1200 centímetros cúbicos, mientras que las Triumph Street Twin son propulsadas por un motor más pequeño, de 900 centímetros cúbicos. Como toda motocicleta retadora y procedente de una firma de máximo prestigio, la Street Twin no ha tardado nada en ganarse rivales de peso en su sector, como son la Honda CB500F 2016, la Ducati Scrambler Sixty2 2016, la Ducati Scrambler Classic y la Yamaha XSR700, aunque cada marca cuenta con su propio club de fans, que en general permanece fiel en el tiempo.

Estética y detalles de la joven naked Triumph Street Twin

La sucesora de la Bonneville SE resulta agradable de conducir en carretera y en espacios urbanos, y delata líneas minimalistas definidas por una carrocería que sigue el principio de que menos es más. El depósito de 12 litros de la Triumph Street Twin, de corte netamente clásico, su asiento plano y recto, sus guardabarros y su faro redondo se combinan con llantas de aleación de 10 radios, dos escapes en forma de megáfono y un soporte del faro en aluminio. Destacan sus combinaciones de colores, donde el negro predomina en el chasis, en todas las piezas mecánicas y en los periféricos, mientras que permite al color hacer su aparición en los flancos de las llantas y en el depósito. Uno de los aspectos más salientes en este modelo es la cifra de Par, que se despliega en todo su potencial durante los dos primeros tercios del régimen de revoluciones, lo que permite utilizar el motor a bajas revoluciones con una respuesta enérgica. Otra de las novedades con respecto al modelo anterior de Triumph es la considerable reducción de la cifra de potencia máxima, que ahora es de 54 CV, aunque en la Triumph Street Twin se ha logrado un incremento del 22 % de potencia en el rango de revoluciones acostumbradas por los usuarios de este tipo de motos, quienes se decantan por una conducción relajada y protagonista.

Un vistazo al motor de las Triumph Street Twin

La faceta mecánica es la base sobre la cual sustentan su estética los modelos de la marca británica. El motor, al estar refrigerado por agua, añade un reducido radiador en la parte delantera, aunque conserva los característicos aletines de refrigeración. Las suspensiones disponen de fuelles delante y doble amortiguador detrás y los cuerpos de inyección se esconden tras unas placas perforadas de estética retro. Como el de los motores de 1200 centímetros cúbicos, el cigüeñal está calado a 270º, para reproducir el sonido, la tracción y el equilibrado de un V-Twin a 90º. El nuevo motor de 900 centímetros cúbicos dispone de un solo árbol de levas accionado por un sistema modular de cadena y engranaje, que parte de la parte central del bloque. Alimentadas con un sistema de inyección Keihin con cuerpo único, las válvulas de admisión miden 28,4 mm, mientras que las válvulas de escape, de 24,2 mm, desembocan en un sistema de escape con un silenciador que evoca a los peashooter de las antiguas Bonneville que aún pueden encontrarse en las tiendas de motos usadas. En la parte baja del motor se encuentra el catalizador, y el sonido es espectacular, siempre sin extralimitar la exigencia de la normativa Euro 4.

Mehr anzeigen