KTM - Compra o vende tu moto usada o nueva - AutoScout24

Encuentra el moto ideal

Ofertas para tu búsqueda

Ofertas para tu búsqueda

KTM

KTM - el fabricante de motos austríaco


Tourist, Mustang, Tarzan, Adventure o 950 Superenduro R son algunos de los nombres de estas bestias sin domesticar que hacen subir las pulsaciones de muchos motoristas. Forman parte de la gama de motos de KTM, abreviatura que en el argot motero se traduce de forma cariñosa como «pequeño motor del diablo» o «pequeño hito tecnológico». Pero, ¿quién se esconde realmente detrás de estas tres letras mágicas?


Pues se trata de uno de los fabricantes de motos más conocido del mundo: «Kraftfahrzeuge Trunkenpolz Mattighofen», en referencia al nombre de su fundador Hans Trunkenpolz (1909-1962), así como a su lugar de origen Hattighofen en Austria. El origen de KTM fue un hostal reconvertido en taller abierto por este maestro mecánico y cerrajero en el año 1934. Primero fue el responsable de la distribución de motos DKW y, un año después, de la distribución de la marca automovilística Opel. Sin embargo, a partir de 1943 se hizo cargo de las reparaciones de los motores diésel para el ejército. De esta forma, en 1947 su empresa se había convertido en el mayor taller de reparaciones del estado federado de Alta Austria. Asimismo, y gracias a su forja y a su fundición, en 1948 comenzó la fabricación en serie de cojinetes de plomo-bronce para cigüeñales.


Comienzo de la producción de motos KTM


La escasez de pedidos sufrida tres años después hizo surgir la idea de desarrollar una moto propia. El 15 de marzo de 1953 llegó el momento. Para la Frühjahrsmesse (feria de primavera) de Viena se desarrollaron los prototipos Moser KTM 100 con motor Sachs de dos tiempos de pistones húmedos y 98 c/c, así como cambio de dos marchas y una velocidad máxima de 60 km/h. Al cambio de hoy, el precio ascendía a 480 euros. Estas máquinas robustas y económicas tuvieron un gran éxito entre la población, cuya necesidad de movilidad chocaba de frente con sus posibilidades financieras durante los años posteriores a la guerra. De esta forma comenzó la producción en serie de la KTM Tourist 125. En 1956 se presentaron la KTM Grand Tourist con suspensión monobrazo en la rueda delantera, la KTM Tarzan (una deportiva desarrollada sobre la base de la Grand Tourist) y la KTM Mirabell, una elegante scooter.


Primeros éxitos en el motociclismo


Un año después la casa celebraba ya sus primeros éxitos en este mundo. KTM se alzó con la victoria en el Campeonato de Austria, así como en el Campeonato Estatal de Todoterrenos Deportivas en la categoría de 125 c/c con una moto de carreras de cuatro tiempos con la que también consiguió la medalla de plata en la carrera de enduro Sechstagefahrt celebrada en Garmisch. En ese mismo momento, el primer ciclomotor-scooter del mundo, la KTM Mecky, conquistaba el mercado. A ésta le siguieron la KTM Trophy y la KTM Mustang, que también fueron utilizadas por el ejército austríaco.


La KTM Ponny – un modelo de éxito de la casa KTM - el fabricante de motos austríaco


Tourist, Mustang, Tarzan, Adventure o 950 Superenduro R son algunos de los nombres de estas bestias sin domesticar que hacen subir las pulsaciones de muchos motoristas. Forman parte de la gama de motos de KTM, abreviatura que en el argot motero se traduce de forma cariñosa como «pequeño motor del diablo» o «pequeño hito tecnológico». Pero, ¿quién se esconde realmente detrás de estas tres letras mágicas?


Pues se trata de uno de los fabricantes de motos más conocido del mundo: «Kraftfahrzeuge Trunkenpolz Mattighofen», en referencia al nombre de su fundador Hans Trunkenpolz (1909-1962), así como a su lugar de origen Hattighofen en Austria. El origen de KTM fue un hostal reconvertido en taller abierto por este maestro mecánico y cerrajero en el año 1934. Primero fue el responsable de la distribución de motos DKW y, un año después, de la distribución de la marca automovilística Opel. Sin embargo, a partir de 1943 se hizo cargo de las reparaciones de los motores diésel para el ejército. De esta forma, en 1947 su empresa se había convertido en el mayor taller de reparaciones del estado federado de Alta Austria. Asimismo, y gracias a su forja y a su fundición, en 1948 comenzó la fabricación en serie de cojinetes de plomo-bronce para cigüeñales.


Comienzo de la producción de motos KTM


La escasez de pedidos sufrida tres años después hizo surgir la idea de desarrollar una moto propia. El 15 de marzo de 1953 llegó el momento. Para la Frühjahrsmesse (feria de primavera) de Viena se desarrollaron los prototipos Moser KTM 100 con motor Sachs de dos tiempos de pistones húmedos y 98 c/c, así como cambio de dos marchas y una velocidad máxima de 60 km/h. Al cambio de hoy, el precio ascendía a 480 euros. Estas máquinas robustas y económicas tuvieron un gran éxito entre la población, cuya necesidad de movilidad chocaba de frente con sus posibilidades financieras durante los años posteriores a la guerra. De esta forma comenzó la producción en serie de la KTM Tourist 125. En 1956 se presentaron la KTM Grand Tourist con suspensión monobrazo en la rueda delantera, la KTM Tarzan (una deportiva desarrollada sobre la base de la Grand Tourist) y la KTM Mirabell, una elegante scooter.


Primeros éxitos en el motociclismo


Un año después la casa celebraba ya sus primeros éxitos en este mundo. KTM se alzó con la victoria en el Campeonato de Austria, así como en el Campeonato Estatal de Todoterrenos Deportivas en la categoría de 125 c/c con una moto de carreras de cuatro tiempos con la que también consiguió la medalla de plata en la carrera de enduro Sechstagefahrt celebrada en Garmisch. En ese mismo momento, el primer ciclomotor-scooter del mundo, la KTM Mecky, conquistaba el mercado. A ésta le siguieron la KTM Trophy y la KTM Mustang, que también fueron utilizadas por el ejército austríaco.


La KTM Ponny – un modelo de éxito de la casa KTM


Pese a los fracasos de ventas de las motos, en 1960 KTM lanzó al mercado la scooter Ponny que tan sólo un año después ya había vendido 18.600 unidades. Sin embargo, este éxito se vio ensombrecido por la repentina muerte de Hans Trunkenpolz. Su hijo Erich (1932-1989) cogió las riendas de la empresa que en ese momento también exportaba bicicletas a los EE. UU. Con el tiempo, también comenzó a fabricar bicicletas para el mercado austríaco.


Ampliación del departamento de desarrollo y fabricación de KTM


A partir de 1970 Erich Trunkenpolz apostó por la ampliación del departamento de desarrollo y fabricación. El motor deportivo de KTM se construyó primero con una cilindrada 175 c/c, si bien posteriormente fue sustituido por un prototipo de 250 c/c y 33 CV. En el deporte del motor KTM también logró éxitos tanto nacionales como internacionales, y en 1974 ganó por primera vez el Campeonato de motocross en la categoría de 250 c/c.


En 1991 la empresa entró en quiebra. Stefan Pierer la reestructuró por completo y consiguió auparla hasta la segunda posición de la lista de fabricantes de motos de Europa. La KTM Duke, que en 1994 causó una enorme sensación, tuvo su continuidad diez años después en forma de la deportiva Streetfighter. Otra moto de gran velocidad que logró conquistar el corazón de muchos motoristas. En 2008, otra superbike recorría las carreteras de medio mundo, la KTM RC8. Incluso las últimas novedades presentadas en la Feria de Linz, como la nueva 350 SX-F, la Concept Bike 125 X-Street, el modelo especial 1190 RC8-R Red Bull Edition o la X-Bow ROC Edition constituyen pequeños hitos tecnológicos.


Pese a los fracasos de ventas de las motos, en 1960 KTM lanzó al mercado la scooter Ponny que tan sólo un año después ya había vendido 18.600 unidades. Sin embargo, este éxito se vio ensombrecido por la repentina muerte de Hans Trunkenpolz. Su hijo Erich (1932-1989) cogió las riendas de la empresa que en ese momento también exportaba bicicletas a los EE. UU. Con el tiempo, también comenzó a fabricar bicicletas para el mercado austríaco.

Mehr anzeigen