Saltar al contenido principal

Nuevos colores, las funciones de siempre

Descubre ya el nuevo diseño que estamos implementando paso a paso en todo nuestro portal.

Victory - Compra o vende tu moto usada o nueva - AutoScout24

Victory

En 1997, el fabricante norteamericano Polaris crea una nueva marca de motos denominada Victory

La empresa norteamericana Polaris se centró durante mucho tiempo en la fabricación de vehículos para la nieve y, más adelante, también en All Terrain Vehicles (ATV) o quads. A finales de la década de 1990 los americanos aprovecharon sus conocimientos como fabricantes de motores para ampliar el negocio. Constituyeron una nueva marca de motos a la que pusieron el nombre de Victory y cuyos primeros modelos llegaron al mercado europeo en 2009. La marca Victory Motorcycles era sobre todo sinónimo de pesadas motos de estilo americano.

Cruiser de la marca Victory

Las motos de estilo cruiser americano con reposapiés y un elevado varillaje de dirección como el de las chopper se convirtieron en la seña de identidad de la marca. Algunos de los modelos más importantes de la serie cruiser fueron los la Victory Kingpin, High-Ball o Vegas que llegaron al mercado en diferentes versiones denominadas Victory Vegas 8-Ball o Vegas Jackpot. El modelo más alto de gama entre las cruiser fue la Victory Hammer S con un motor V-Twin de aproximadamente 100 CV de potencia.

Ruteras de la marca Victory

La marca Victory también contaba entre sus modelos con versiones ruteras con carenado y cúpula como la Victory Cross Country o la Cross Roads, que en parte también estaban disponibles con un sistema de portaequipajes situado detrás del asiento. Además, Victory también comercializaba algunas de sus tourer en una pequeña serie denominada Ness Signature que habían sido sometidas a ciertas medidas de individualización por parte del constructor Arlen Ness. A esta serie pertenecían los modelos Arlen Ness Vision, Zach Ness Vegas o la Victory Cory Ness Cross Country. Una de las particularidades de estas motos custom es que, además de contar con una pintura especial y características distintivas, también disponían de una firma y un número de producción propios.