Kawasaki Vulcan S - Compra o vende tu moto usada o nueva - AutoScout24

Kawasaki Vulcan S

Kawasaki Vulcan S: una motocicleta custom cargada de potencia y personalidad

La Kawasaki Vulcan S es una de las muchas variantes de la más popular línea de motocicletas custom de esta prestigiosa firma japonesa de motocicletas. En este sentido, muchas de ellas se presentan con la abreviatura VN, lo que viene a hacer referencia a que montan motores de 2 cilindros en línea. En concreto, sus orígenes se remontan al año 1984, momento en el que se lanzó al mercado la Vulcan 750, precursora directa de la Vulcan S, una de las motos de segunda mano más cotizadas del mercado. La Kawasaki Vulcan 750, también conocida como Vulcan VN750, fue la primera motocicleta de crucero de la compañía que montaba un motor en V de 2 cilindros. Además, contaba con un sistema de transmisión por cardán muy característico y una cilindrada de 699 cc, la cual fue incrementada a los 750 cc en 1986 por cuestiones burocráticas de índole internacional. Dejando a un lado sus esquemas de pintura, esta primera generación llegó a fabricarse durante 22 años sin interrupción. Por su parte, a la vez que se lanzó al mercado esta, Kawasaki hizo lo propio también con una extraña versión denominada VZ 750, la cual contaba con arcos cromados en las ruedas y que es muy difícil de encontrar como moto usada actualmente por las pocas unidades que se comercializaron.

Vulcan: una saga clave en la historia de Kawasaki

Debido al enorme éxito que cosechó la primera generación de Vulcan, Kawasaki decidió comercializar, progresivamente, nuevas variantes cuya principal diferencia radicaba, principalmente, en la cilindrada del motor. En este sentido, otra de las antecesoras de la Kawasaki Vulcan S fue la Vulcan 400, una moto también de tipo crucero especialmente creada para principiantes. En concreto, esta equipaba un motor de 398 cc de refrigeración líquida y 2 cilindros en paralelo, caja de cambios de 6 velocidades y transmisión final por correa. Estuvo en el mercado hasta 2004 y disfrutó de dos versiones: la Classic y la Drifter. Ya en 1990 Kawasaki lanzó la Vulcan 500, dando con ello el salto al segmento de los motores de 500 cc. Sin embargo, no se puede considerar un motor original, pues se trata de una variante de la Kawasaki Ninja 500R. Por su lado, 5 años tuvieron que pasar hasta conocer otra nueva actualización de la serie Vulcan previa a la Kawasaki Vulcan S. En este sentido, esta contaba con un motor de 800 cc y, además, revolucionó por completo las líneas de la saga, ya que la marca lo dotó de un diseño mucho más moderno y estilizado. Kawasaki también quiso llevar la línea Vulcan al segmento de la gran cilindrada y, por ello, desde 1984 ha publicado varios modelos que equipan motores superiores a los 1000 cc. En concreto, en 1987 lanzó al mercado la Vulcan 1500 de 4 velocidades, la cual destacaba por la comodidad que proporcionaba y por ser bastante ligera. De hecho, solo pesaba 272 kg. Asimismo, en 2002 retomó esta senda comercializando la Vulcan 1600, así como en el 2004 la Vulcan 2000. Se trataba, en líneas generales, de variantes especialmente diseñadas para satisfacer los gustos de los amantes de las grandes motos. Además, debido a su indudable calidad y resistencia, aún se pueden considerar como motos de segunda mano muy interesantes.

Una moto de cilindrada media que proporciona una experiencia de moto grande

La Kawasaki Vulcan S debe considerarse como un modelo de cilindrada intermedia dentro de la gama VN. Esto se debe, fundamentalmente, a que ha sido equipada con un motor de dos cilindros en paralelo de 4 tiempos que cuenta con un sistema de refrigeración por agua, 8 válculas y DOHC. Por su parte, este modelo es capaz de brindar más de 60 CV de potencia y de rendir hasta a 7500 rpm, lo que proporciona unas prestaciones realmente atractivas para los amantes de la velocidad. Además, su peso es de solo 204 kg, por lo que puede tildarse de bastante ligera en todos los sentidos. Esta moto dispone, además, de un freno trasero de disco lobulado de 250 mm y un solo pistón y de uno delantero semiflotante de 300 mm y doble pistón. También es necesario destacar que algunas motos usadas de este tipo pueden contar con ABS, ya que Kawasaki brinda la posibilidad de incluir este extra, si bien no se equipa de serie. Respecto al diseño hay que decir que destaca por su modernidad pero, a la vez, por incluir algunos toques clásicos que, en general, han marcado a toda la saga Vulcan dentro de la que se ha de encuadrar. Todo ello colabora a que, a pesar de tratarse de una motocicleta custom de cilindrada media, transmita sensaciones similares a una grande.