Saltar al contenido principal

Honda NSR 125 - Compra o vende tu moto usada o nueva - AutoScout24

Honda NSR 125

Honda NSR 125: una motocicleta japonesa con un sutil toque italiano

La Honda NSR 125 fue una motocicleta de dos tiempos cuyo motor poseía una cilindrada de 125, por lo que se consideraba como ligera dentro del mercado. En concreto, este modelo fue producido entre 1988 y 2001 y su comercialización fue todo un éxito debido, principalmente, a su perfecta mezcla entre diseño y potencia. De hecho, en estos momentos, siguen siendo motos de segunda mano muy cotizadas, sobre todo entre el público juvenil. También hay que decir que su estética estaba inspirada en la motocicleta Honda GP NSR 500 que competía en el Campeonato del Mundo de Motociclismo.A pesar de que el lanzamiento de la Honda NSR 125 se produjo en 1988, la realidad es que se trata de la actualización de otro modelo que estuvo a la venta algunos años antes, el cual no es otro que el NS 125. Por lo tanto, este es el que debe considerarse como la primera generación de la Honda NSR 125. Su presentación se produjo en el prestigioso Salón de Bolonia en 1984, si bien es cierto que su comercialización se retrasó hasta abril de 1985. Disponía de un motor de dos tiempos de 124,5 cc equipado con un sistema de refrigeración líquida y fue el primer intento de Honda de conquistar el mercado de las motos deportivas de 125 cc de alta gama en Europa. De hecho, su producción se llevó a cabo en Atessa, Italia, y en ella se introdujeron recambios nacionales como, por ejemplo, los carburadores Dell'Orto y las horquillas Marzocchi. Puesto que aún son motos usadas muy codiciadas, Honda todavía suministra algunos componentes originales de la NS 125.

Dos generaciones que marcaron la década de los noventa

Ya en 1988, la Honda NS 125 es sustituida por la NSR 125 JC20, la cual debe ser considerada como la segunda generación de este modelo, que estuvo en venta hasta 1994. Debido al gran éxito que había cosechado su predecesora, la firma nipona optó por no introducir demasiados cambios, si bien es cierto que se centró en pulir sus principales puntos débiles y reforzar los fuertes. Además, también se fabricó en Italia.Honda, siguiendo fiel al estilo que había definido a la NS 125 F, equipa en la NSR 125 JC20 un motor de dos tiempos y 125 cc que ofrecía unas magníficas prestaciones en cuanto a potencia. Además, esta continuó confiando en algunos de los principales fabricantes italianos de recambios para motocicletas más importantes del momento. Por ello, el marco de este modelo, al igual que sucede con sus llantas traseras de 18 pulgadas y a las delanteras de 17, fueron creadas por Grimeca. En este sentido, los neumáticos que equipaba de serie corrieron a cargo de Pirelli, así como las suspensiones eran obra de Marzocchi, el carburador de Dell'Orto y el sistema de instrumentación y de iluminación de Pagani.Ya en 1994, Honda decide cambiar esta línea de trabajo y sacar a la luz una tercera actualización de esta motocicleta. Se trata, como no, de la Honda NSR 125 JC22, la cual es conocido coloquialmente como "Foxeye" u "Ojo de Zorro", debido fundamentalmente a la forma que posee su faro delantero. Además de una evidente actualización de su diseño, el cual fue adecuado a los nuevos tiempos y a las tendencias de estilo que predominaban a mitad de los noventa, estas motos usadas se diferencian de sus predecesoras por montar recambios de fabricación japonesa, dejando a un lado las tradicionales piezas de marcas italianas. En concreto, sus acabados son similares a los de la Honda NR 750, y especialmente llamativo resulta su depósito de combustible fabricado en acero inoxidable.

Una mecánica adelantada a su tiempo

La producción de la Honda NSR 125 se dio por concluida en 2001, aunque debido al exceso de stock con el que contaba la marca japonesa, este modelo pudo comprarse hasta bien entrado el año 2003. Sin duda, hoy en día se ha convertido en un auténtico objeto de deseo por los coleccionistas de motos de segunda mano de estética deportiva con pasado y tradición.Uno de los principales atractivos de este modelo radica en la innovación de sus motores. En concreto, estos eran de 2 tiempos y 125 cc y, además, contaban con una válvula de escape electrónica denominada como Válvula RC y que era controlada por un servomotor, lo cual le permitía brindar una potencia total de 28 CV a 9250 rpm. También contaba con un sistema de arranque eléctrico que fue una auténtica revolución en su tiempo.