Saltar al contenido principal

Honda Deauville - Compra o vende tu moto usada o nueva - AutoScout24

Honda Deauville

Las Deauville, los discretos modelos touring de gama media de Honda, proceden de un clásico, la NTV 650. Si hay algo en lo que todos los expertos en motos están de acuerdo es en que la NTV fue una de las motos más discretas y aburridas, aunque también una de las mejores de la historia del motociclismo. Quizá incluso la mejor de todas. ¿Qué escondía entonces esta moto de bicilíndrica de suave susurro? ¿Cuáles eran sus ventajas? Y, si realmente es tan buena, ¿por qué sus ventas no fueron mayores?

La predecesora de la Dauville, la NTV, disponía de un motor bicilíndrico en V de refrigeración líquida de 650 c/c con cambio de cinco marchas y transmisión cardan en la rueda trasera. La potencia de su motor era de 50, 53, 57 o 60 CV dependiendo del año de fabricación. Sin embargo, esto no suena demasiado interesante. La NTV se considera una moto de uso corriente, es decir, una moto para recorrer la ruta diaria al trabajo, para realizar una excursión de fin de semana, planear un viaje de vacaciones o incluso un viaje más largo. Las NTV resisten todo tipo de caminos y destinos. Se conduce con facilidad, frena bien, se asienta bien sobre el firme, su amortiguación es buena y si la conduce un motorista cuidadoso consume cuatro litros de gasolina a los 100 kilómetros. Como es natural, la NTV cargada con un peso vivo de 200 kg acelera igual que cualquier automóvil y su velocidad máxima es de aproximadamente 180 km/h o más. La NTV ha sido una de las motos más fiables y duraderas jamás fabricadas. Todo esto está muy bien, pero ¿es que no tiene ningún defecto? Sí, la distancia entre las estriberas y el asiento era demasiado corta, por lo que los conductores de mayor envergadura tenían que doblar demasiado las piernas, lo que a la larga resultaba muy incómodo en trayectos más largos. Como es natural, Honda escuchó atentamente las quejas y enseguida – es decir, en unos diez años – resolvió este problema.

La solución a este problema se llamó Deauville. Ahora, la distancia entre las estriberas y el asiento es la correcta y, además, se incorporó un carenado para proteger al motorista del viento y la intemperie. También contaba con una práctica maleta lateral de serie, por supuesto, lacada en el mismo color que el carenado. Con el paso de los años, la Deauville se parecía cada vez más a un automóvil. Pronto adoptó la forma de una pequeña Gold Wing aunque era completamente distinta, más asequible, más razonable y sin ofrecer realmente menos que la Gold Wing. Si es necesario, la Deauville es capaz de llevar el mismo equipaje y número de personas que la Gold Wing. En trayectos rectas no es mucho más lenta, por sí más rápida al tomar las curvas. Cuesta aproximadamente un tercio de la prestigiosa Gold Wing y es más ágil y eficiente.

En la versión actual, la Deauville se presenta como una moto prácticamente perfecta. Con un precio de catálogo de 9.590 euros, lo que se ofrece es un concepto inteligente que no podría adquirirse en ningún otro lugar con estas mismas prestaciones. No obstante, los más escépticos sostienen que la Deauville no es otra cosa que un automóvil – aunque hay que admitir que bastante bueno – con dos ruedas menos. Algo de razón sí tienen. Por supuesto, las Deauville también convierten la conducción de una moto en un placer para todos los sentidos, aunque no resultan tan entretenidas como una Ducati o una Triumph. El pragmatismo de la Deauville la convierte en un medio de transporte relajante, lo que también puede implicar aburrimiento.

La Deauville actual desarrolla una potencia de 65 CV, suficiente para la ruta diaria y cualquier viaje. También se pueden equipar opcionalmente con un sistema ABS y además dispone de un generoso espacio de almacenamiento. Entonces, ¿sí es un automóvil?

Tanto la NTV como la Deauville son totalmente recomendables como moto para uso corriente. Las grandes distancias tampoco suponen ningún problema y tampoco presenta los inconvenientes típicos que se pueden encontrar en este tipo de motos. Consejo: ¡preste atención a la pintura y a los componentes cromados y de aluminio!