BMW C1 - Compra o vende tu moto usada o nueva - AutoScout24

BMW C1

En el mundo de los vehículos de dos ruedas, las scooters siempre han desempeñado un papel especial. Algunos de estos vehículos tan especiales se han convertido a día de hoy en auténticos objetos de culto, como es el caso de la Vespa. En este sentido, BMW también quiso ofrecer una scooter que lograra consolidarse en este segmento y que gustara a la gran multitud de fans que tienen las scooters. A raíz de ello se construyó la BMW C1, un proyecto muy futurista.

La BMW C1 da la impresión de ser un vehículo procedente del futuro. Esto se debe a que BMW ha desarrollado una scooter que dispone de una célula para el pasajero. Sin embargo, la idea de una scooter con una cabina de este tipo no es nada futurista, puesto que a principios de los años 50 esta idea ya se había hecho realidad con la scooter de cabina desarrollada por Messerschmitt.

BMW C1, la scooter del futuro

La BMW C1 es un auténtico vehículo de dos ruedas equipado con una cabina que proporciona mayor seguridad al conductor, así como una mayor protección ante las inclemencias meteorológicas. Estas pretensiones se cumplen en todos los sentidos. El vehículo está equipado también con un cinturón de seguridad. La «cabina» de la C1 es una célula de protección sin precedentes que dispone de una barra de protección frontal. De esta forma, en conducción por ciudad con el cinturón de seguridad puesto, ya no es obligatorio utilizar el casco. Las primeras scooters C1 de BMW llegaron al mercado en el año 2000 con el objetivo claro de convertirse en todo un éxito de ventas. La idea era ofrecer la movilidad y agilidad de una scooter y combinarlas con la seguridad de un coche. Si bien la idea básica sí se había hecho realidad, el éxito esperado no llegó. Tanto fue así que en el año 2003 se suspendió la producción de este «vehículo innovador del futuro».

La BMW C1 y sus puntos débiles

Uno de los principales motivos del cese de la producción fue la falta de interés de los conductores en la scooter de la casa BMW. A pesar de que con la C1 el conductor se podía sentir realmente seguro y protegido bajo la lluvia, ésta presentaba algunos aspectos negativos. La protección que ofrecía la célula de seguridad tenía como consecuencia que el vehículo tuviera un centro de gravedad inusualmente alto. Por lo que subir y bajar de la moto eran tareas complicadas. En algunos casos, tan sólo el hecho de tener que detenerse en un cruce podía ocasionar problemas, sobre todo si además hacía viento. Por último, y debido a la forma tan especial de la C1, ésta presentaba una superficie de ataque relativamente grande cuando soplaba el viento.

No obstante, el motivo principal del fracaso de la C1 pudo ser, sin duda, su precio relativamente elevado. Incluso las piezas más simples de la scooter de BMW que en cualquier otra casa formarían parte del estándar habitual debían pagarse por separado. No obstante, este vehículo continúa atrayendo muchas miradas y cuenta con una amplia base de aficionados. La scooter BMW C1 cobra especial protagonismo en áreas interurbanas. En aeropuertos y estaciones de tren, la scooter es el vehículo preferido de alquiler para llegar al centro urbano rápidamente. De este modo, uno se puede desplazar por la gran ciudad con facilidad y rapidez sin tener que ir vestido con la indumentaria habitual de un motorista. La C1 permite incluso desplazarse hasta la siguiente reunión de trabajo con el traje de chaqueta puesto.