Primer contacto: Volvo S60 – Una alternativa diferente

Una refrescante brisa del norte es lo que soplará desde la sede de Volvo a partir del 18 de septiembre de 2010. Y sus competidores alemanes la notarán. Con el S60, los suecos pretenden atraer a los compradores del Audi A4, del BMW Serie 3 y del Clase C de Mercedes.

De momento, con cuatro potentes motorizaciones que oscilan entre los 160 CV y los 304 CV, seguro que encontraremos algo que se ajuste a nuestras necesidades... En lo que se refiere a los precios, la idea que tiene la casa Volvo para cumplir esta meta no parece ser muy adecuada. Según Bernhard Bauer, Director de Volvo Alemania, el S60 se mantiene intencionadamente sólo entre un 3% y un 4% por debajo de los precios de los Audi A4 comparables. En España, Volvo ha fijado el precio mínimo del S60 en 31.813 euros…

Entre 3.000 y 4.000 ventas a partir de 2011

Quizá las expectativas de ventas de Volvo para el mercado alemán (hasta 4.000 unidades en 2011) relativicen de nuevo esta meta. Al fin y al cabo, debemos tener en cuenta que en 2009 se vendieron 75.000 unidades del A4.

En el tiempo que queda hasta su lanzamiento al mercado a finales de verano la intención de los suecos es impulsar aún más sus campañas publicitarias con el objetivo de atraer la atención de posibles clientes. Hasta entonces todavía queda tiempo para modificar algunos detalles del nuevo niño de los ojos de esta casa. Y esperamos que así sea, ya que el sistema de navegación y entretenimiento Denso instalado en nuestro vehículo de prueba de preserie no nos impresionó demasiado.

Algunos problemas de software provocaron que el navegador ni siquiera comenzase a funcionar y una respuesta extremadamente lenta a las órdenes introducidas consiguió sacarnos de quicio. Sin embargo, hasta ahí llegan las críticas al nuevo S60. Y es que el nuevo modelo de Volvo de 4,63 metros de longitud, 1,87 metros de ancho y 1,48 metros de alto cumple en todos los demás aspectos.

Datos técnicos
Marca y modelo Volvo S60 D3 Volvo S60 2.0T Volvo S60 D5 Volvo S60 D5 AWD Geartronic Volvo S60 Kinetic T6 AWD Geartronic
Acabado Kinetic Kinetic Kinetic Kinetic Kinetic
Especificaciones
Longitud/anchura/altura (mm) 4.628 / 1.865 / 1.484 4.628 / 1.865 / 1.484 4.628 / 1.865 / 1.484 4.628 / 1.865 / 1.484 4.628 / 1.865 / 1.484
Distancia entre ejes (mm) 2.776 2.776 2.776 2.776 2.776
Diámetro de giro (m) 11,3 11,3 11,3 11,3 11,3
Peso (kg) N.D. N.D. N.D. N.D. N.D.
Volumen del maletero (l) 380 380 380 380 380
Neumáticos 215/55 R16 215/55 R16 215/55 R16 215/55 R16 235/45 R17
Motor
Cilindrada (cc) 1.984 1.999 2.401 2.401 2.953
Potencia (cv) 160 203 205 205 304
Par máximo (Nm/rpm) 400 / 1.400 - 2.750 300 / 1.750-4.500 420 / 1.500-3.250 420 / 1.500-3.250 440 / 2.100-4.200
Tracción Delantera Delantera Delantera Total Total
Transmisión Manual 6 velocidades Manual 6 velocidades Manual 6 velocidades Automática 6 velocidades Automática 6 velocidades
Consumo
Combustible Diésel Gasolina Diésel Diésel Gasolina
Urbano/Carretera/Combinado (l/100km) (--) / (--) /5,1 (--) / (--) /7,9 (--) / (--) /5,4 (--) / (--) / 7 (--) / (--) / 9,9
Emisiones CO2 (gr/km) 134 184 144 184 231
Consumo durante test (l/100km) N.D. N.D. N.D. N.D. N.D.
Características
Aceleración 0-100 km/h (s) 9,2 7,7 7,8 8,1 6,5
Recuperación 80-100 km/h (s) en 4ª N.D.
Capacidad depósito (l) 68 68 68 68 68
Velocidad máxima 220 235 235 225 250
Precio (sin extras)
Euros 31.813 32.916 35.994 40.594 45.001
Equipamiento extra
Más datosMenos datos

En lo que respecta a su estética exterior existen diferentes opiniones. Cuestión de gusto, diríamos nosotros. En este punto, algunos observadores echan en falta las líneas rectas de los modelos más antiguos. Y el interior tampoco resulta tan organizado como antes. El cuadro de mandos está ligeramente inclinado hacia el conductor, mientras que las salidas de aire y la consola central vienen adornadas con aplicaciones de aluminio a partir de la línea de equipamiento Momentum. La elección de materiales y el acabado no dan lugar a críticas, aunque no llegan a alcanzar el nivel de calidad de sus competidores alemanes. Pero no es para tanto, ya que el S60 ofrece una verdadera sensación de bienestar y el manejo es sencillo una vez transcurrido el obligado y breve periodo de adaptación.

Un cambio automático recomendable

Esta sensación de bienestar se debe también a los nuevos asientos que Volvo ensalza conscientemente como asientos de serie deportivos, aunque en realidad no lo son. En cambio, tanto delante como detrás se goza de suficiente espacio, si bien el maletero resulta algo escaso con sus 380 litros de capacidad. La palanca de cambio de la caja manual tampoco está muy bien situada. Si el conductor se sienta muy cerca del volante, el cambio de marchas queda demasiado atrás y al cambiar y maniobrar con el volante es posible que nos estorbe la consola central debido a sus amplias dimensiones.

Pero para eso también existe el cambio automático. Dependiendo de la motorización, Volvo ofrece una caja de cambios automática de seis velocidades o un cambio de doble embrague con las mismas marchas, por 3.788 y 2.112 € respectivamente. Este cambio de dos embragues denominado «Powershift» armoniza a la perfección con el motor turbo de cuatro cilindros de 203 CV, aunque no llega a alcanzar la rapidez de cambio de un DSG de VW. Por otro lado, no da sacudidas al conducir a baja velocidad o al maniobrar. El 2.0T ofrece suficiente fuerza con un par motor de 300 Nm. Con un consumo homologado de 7,9 litros resulta económico, aunque en el día a día tendremos que hacernos a la idea de un consumo muy superior a los diez litros.

La mejor opción: el Volvo S60 D3

Mucho más económico en su consumo es el nuevo D3 diésel. Tan sólo necesita 5,2 litros y con sus 160 CV y 400 Nm ofrece la perfecta simbiosis entre rendimiento y potencia. Además, este original modelo de cinco cilindros nos sorprende con una marcha sumamente agradable. El suave rugido del motor tiene un efecto relajante sobre el estado de ánimo, el estilo de conducción y, por lo tanto, sobre el consumo. Además, y de forma muy adecuada, el reglaje que Volvo ha fijado para los amortiguadores de serie no es tan duro como en el modelo de gasolina de 203 CV. La suspensión del S60 D3 resulta muy armónica, y tan sólo las irregularidades más evidentes del pavimento de la calzada se transmiten directamente a los ocupantes. La dinámica de conducción podría calificarse sin lugar a dudas de sublime para la vida cotidiana. Y esto a pesar de que su dirección algo artificial no siempre realiza el recorrido ideal. Volvo nos pide como mínimo 31.650 euros por el D3, modelo que según su portavoz Olaf Meidt debería alcanzar aproximadamente el 32% de las ventas del S60.

Otro 40% quedaría reservado al D5, también equipado con un motor de cinco cilindros, aunque de 2,4 litros de cilindrada, y cuyo precio arranca en los 35.993 euros. Sin embargo, éste resulta claramente más áspero en su marcha. El modelo diésel de 205 CV es el líder de ventas de la gama. En este caso resulta recomendable la combinación obligatoria de caja de cambios automática de seis velocidades y tracción integral Haldex. Su precio es de al menos 40.593 euros y su ventaja que es capaz de arrastrar 1.800 kilos de peso y no tiene ningún problema de tracción. Dos argumentos que, junto con el prestigio del modelo diésel superior, resultan muy atractivos.

El T6 gasta mucho, pero el DRIVe no

Igual de apto para tirar de tráileres es el seis cilindros en línea y 3 litros de cilindrada denominado T6, con 304 CV y un par motor de 440 Nm. Un motor cuyos principales admiradores se encuentran en los EE.UU. y en Asia, ya que con un consumo homologado de 10,2 en Europa tiene poco que hacer. Éste modelo sólo se fabrica con tracción integral (AWD) y cambio automático. A partir de la primavera de 2011 podremos disfrutar de una versión más económica de 1,6 litros y cambio automático con función Stop/Start, el modelo DRIVe. Este diésel se conformará con 4,3 litros a los 100 km. También más adelante se esperan más motorizaciones, como un gasolina de 240 CV (2,0 litros), así como dos diésel de 180 CV y 150 CV, ambos con 1,6 litros de cilindrada.

Como colofón recomendamos el chasis adaptativo Four-C (Continuously Controlled Chassis Concept), incluida la dirección asistida dependiente de la velocidad, todo ello por un importe de 1.556 euros. El conductor puede elegir entre los modos de conducción Comfort, Sport y Advanced, teniendo en cuenta que el modo Comfort es el ideal para el 95% de los desplazamientos y el que mejor se adapta a la imagen de Volvo. Por mucho que los responsables de marketing de Volvo se empeñen en situar al nuevo S60 en el segmento de los deportivos, creemos que esta nueva dirección se ajusta muy poco a la imagen de la casa Volvo.

Referente en seguridad

Sin embargo, la mejor opción sigue siendo, sin lugar a dudas, la seguridad. En este aspecto los suecos están realmente volcados y con su sistema de advertencia de colisión con autofreno y detección de peatones (CWAB) presentan una versión perfeccionada del Tempomat ACC con regulación de distancia (ahora con función «Stop and Go»). El nuevo sistema es capaz de impedir choques entre el S60 y los peatones hasta una velocidad de 35 km/h. En la multitud de pruebas que hicimos durante nuestro primer contacto, el sistema funcionó de forma fiable.

Además, todos los S60 disponen, a petición, de una cámara delantera de 180º que resulta muy práctica en las salidas, ya que nos muestra el tráfico que se esconde a la vuelta de la esquina. El sistema de control de ángulos muertos (BLIS) parpadea en el triángulo de espejo y emite un sonido si, al cambiar de carril, algún vehículo se cuela sin darnos cuenta a nuestro lado. El control de alerta del conductor (DAC) golpetea cuando el estilo de conducción induce a pensar que el conductor está cansado y el sistema de advertencia de cambio de carril (LWD) emite una señal acústica avisando de que se ha pisado la marca de la calzada sin poner el intermitente. Por último, el sistema Alcoguard impide arrancar el vehículo en caso de que el conductor haya superado el límite de alcoholemia fijado por él mismo.

¿Necesita uno todos estos sistemas? Algunos creen que sí. Volvo también y sueña con la idea de que, a partir de 2020, ningún ocupante de los nuevos modelos resulte gravemente herido y, por supuesto, que ninguno fallezca. Con excepción del sistema «City Safety», todos los demás sistemas de seguridad los encontramos en la lista de extras.

Conclusión

Con el nuevo Volvo S60 los suecos han dado un gran paso adelante. Este modelo de clase media es espacioso, tiene buena presencia, posee unos bastidores bien reglados, ofrece motores competitivos y su intención es volver a impresionar a los posibles clientes gracias a sus características de seguridad. Para ver si lo conseguirá o no tendremos que esperar un tiempo. En este segmento muchos conductores están ya seducidos por Mercedes, BMW o Audi. No obstante, el objetivo de ventas de 4.000 unidades para 2011 (en Alemania) parece viable, ya que en cualquier caso el S60 es una excelente alternativa. Está bien que haya algo así.

¿Preparado para lo siguiente?

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Punta de lanza

Noticias

Así es el neumático del futuro según Continental

Noticias

Urbano de carreras

Noticias
Mostrar más