Presentación: Toyota Yaris – Lista la tercera generación

Nada más pasar el verano, Toyota pondrá en los concesionarios la tercera generación del Yaris, uno de sus modelos más representativos por la buena relación calidad/precio y también por ser uno de los vehículos más económicos de mantener a nivel de revisiones, mantenimiento, etc.

Nada más pasar el verano, Toyota pondrá en los concesionarios la tercera generación del Yaris, uno de sus modelos más representativos por la buena relación calidad/precio y también por ser uno de los vehículos más económicos de mantener a nivel de revisiones, mantenimiento, etc. El fabricante japonés, tras haber conseguido con este modelo una cuota en su segmento del 5%, vuelve a apostar por una mejora de la calidad percibida, una mayor conectividad de sus equipos multimedia y motores más eficientes.

La tercera generación de este Yaris quiere seguir cumpliendo con los principios que definían al primer modelo: “compacto por fuera y espacioso por dentro”. Así, el nuevo modelo se ha permitido dar un ligero estirón de 10 centímetros, llegando a los 3,85 metros y acercándose al resto de sus competidores, todos ellos muy cerca ya de los cuatro metros. A esto hay que añadir unas cotas de 1,69 metros en anchura, una altura rebajada 2 centímetros (1,51) y una distancia entre ejes otros 5 cm mayor.

Estas nuevas medidas contribuyen sin duda a que el Yaris haya ganado una presencia un poco más deportiva. Sin embargo, la parte estética también ha sufrido cambios notables, empezando por el tamaño de la doble rejilla, los nuevos faros alargados y un paragolpes más ancho y más pegado al suelo. En la vista lateral, lo más llamativo es la línea de cintura con mayor inclinación, el pilar A adelantado para ganar sensación de habitabilidad y un parabrisas con una inclinación menor que contribuye a que el Yaris haya mejorado su coeficiente de resistencia (Cd 0,28). Por detrás, se han añadido algunos sencillos cromados para ganar sensación de calidad como, por ejemplo, en la parte superior de la matrícula.

Más detallista

Lo primero que notarán los conductores de algún Yaris es que en esta generación han cambiado los controles de la instrumentación, que abandonan la parte superior del salpicadero y pasan a situarse por detrás del volante. Dentro de este cuadro, el velocímetro tomará la mayor superficie y se combinará indicadores retroiluminados en color ambar/rojo.

Dentro del habitáculo también son nuevas las salidas de ventilación (que ahora incluyen un acabado metálico), la palanca del cambio (ahora con acabados cromados) y la pantalla multifunción con función táctil que antes no podía equiparse.

En cuanto al espacio interior, el aumento en las dimensiones del Yaris ha provocado un beneficio de 30 mm en el espacio para las rodillas de la parte trasera y una mejora de otros 14 centímetros en la profundidad del maletero. Así, el volumen de carga de este compacto sube hasta alcanzar los 285 litros ampliables hasta los 768 en caso de abatir los asientos (60:40).

Nueva transmisión Multidrive S

Desde el principio, el nuevo Yaris estará disponible con tres motorizaciones, dos gasolina y un diesel, todos apoyados por las medidas Optimal Drive de Toyota. El primero de ellos, un tricilíndrico con tan solo 999 cc, ofrece 69 cv a 6.000 rpm y un par de 93 Nm, cifras lógicas para un motor de aspiraciones urbanas que promete un consumo mixto de 4,8 litros.

El otro motor de gasolina es un 1.3 VVT-i de 99 cv. Este puede equiparse con la nueva transmisión Multidrive S, un cambio automático de transmisión contínua variable (CVT) de siete desarrollos y con levas en el volante, que incluso cuenta con un modo de conducción Sport. Con esta opción, el consumo de este motor se reduce además hasta los 5,1 litros. En algunos mercados también estará disponible un sistema Start/Stop para mejorar aún más su eficiencia en ciudad.

En cuanto a la opción diesel, el motor 1.4 D-4D de 90 cv va equipado con una transmisión manual de cinco desarrollos y genera un par máximo de 205 Nm a partir de las 1.800 rpm. Es también el modelo que menos combustible consume (3,9 litros) y puede equipar una transmisión manual robotizada con dos modos (uno secuencial con levas en el volante y otro totalmente automático).

Toyota Touch

Live, Active y Sport. Estos serán los tres niveles de acabados para la nueva generación del Yaris, donde se ofrecerá según la marca un generoso equipamiento de serie y nuevos elementos tecnológicos opcionales. Entre estos hay que destacar el nuevo Toyota Touch, una pantalla táctil de 6,1 pulgadas que integra tanto los controles del audio como la instrumentación, la navegación e incluso la visión ofrecida por la cámara de marcha atrás para facilitar las labores de aparcamiento. Este sistema tiene algunos buenos detalles, como que puede mostrar las portadas de los discos que estemos escuchando o el consumo de combustible registrado en los últimos 15 minutos.

En el apartado de la navegación (denominado Toyota Go), hay otras cosas interesantes, como la selección de la ruta más ecológica, memorización de puntos de interés a través de Google Maps o lectura y envío de los SMS a través del teléfono móvil. Otras aplicaciones que se pueden descargar previamente permiten consultar a través de la pantalla el precio de los carburantes, la previsión meteorológica o los parkings disponibles en el destino.

El precio del nuevo Yaris será desvelado en los próximos meses, así como la información detallada sobre una versión híbrida que llegará al mercado el próximo año (Yaris HSD).

¿Preparado para lo siguiente?

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Clase alta

Pura esencia

En constante evolución

Mostrar más