Lexus LC 500 Cabrio: se destapa

En menos de un año Lexus ha pasado de tenerlo como prototipo a mostrárnoslo como vehículo de producción. Nos referimos al nuevo LC 500 Cabrio que sustituye el techo duro por una elegante capota de lona.

Lo que parecía un rumor ha acabado por convertirse en realidad: el Lexus LC ya tiene su variante descapotable. Algo que no era difícil de pensar a tenor de que el concept que presentó a principios de año en el Salón de Detroit era casi un modelo de producción. Pues bien, en otro salón americano, en el de Los Ángeles, la firma de lujo asiática nos ha deslumbrado con este LC 500 Cabrio.

Dejando intacto un diseño que nos enamoró desde el primer momento en el que vimos y condujimos el cupé el estilo de este LC 500 Cabrio se incrementa con la colocación de una capota de lona de accionamiento automático en lugar del techo duro. Estará disponible en diferentes colores y su insonorización promete ser igual de aislante que la de la versión cerrada.

Ofrece un accionamiento automático que tarda 15 segundos en plegarse y 16 en desplegarse, pudiendo realizarse en marcha hasta 50 km/h. Como decimos, dado que el diseño se mantiene, los dibujantes asiáticos han querido mantener la habitabilidad del modelo manteniendo así intacta la capacidad del maletero.

Para que el conductor pueda disfrutar del máximo confort, el LC viene equipado con un avanzado sistema de calefacción y refrigeración llamado Lexus Climate Concierge. Se beneficia de calefacción en la parte superior, asientos calefactables, calentadores de cuello y volante con calefacción.

Gran turismo

Mecánicamente, este Lexus LC 500 Cabrio mantiene el mismo bloque de la carrocería cupé, es decir, el V8 atmosférico de 5.0 litros que envía los 477 CV que eroga directamente al eje trasero a través de una transmisión automática de diez velocidades con diferentes modos de conducción. Según la firma de lujo, cuenta con un generador acústico que emite unos especiales sonidos de admisión del motor a través del salpicadero, mientras que la válvula de escape potencia el sonido del motor para así disfrutar aún más de su sonido con la capota quitada.

Dinámicamente, se ha trabajado por transmitir las mismas sensaciones que el LC 500 cupé. De esta forma, gracias a la colocación y la forma estratégicas del soporte de la torre de suspensión trasera, la rigidez estructural del vehículo ha aumentado notablemente. El soporte está hecho de un ligero aluminio fundido, para reducir al mínimo el peso adicional, y también se ha adoptado un amortiguador de gran rendimiento para aumentar el confort de marcha. También hay otros soportes situados bajo el chasis, y se han utilizado materiales como magnesio y aluminio para aumentar la rigidez con un menor peso. El resultado es un rendimiento dinámico más fiel a las intenciones del conductor.

De momento no se han facilitado precios ni si en Europa se mantendrá únicamente con esta versión o también podrá llegar con la híbrida que sí se vende en el cupé. Lo que sí sabemos es que este LC 500 Cabrio se lo pondrá muy difícil a los BMW Serie 8 Cabrio o Porsche 911 Cabrio, entre otros.

¿Preparado para lo siguiente?

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Ford y McDonlad’s reciclan en café para los coches

Noticias

El Toyota GR Yaris 2020, casi a punto

Noticias

10 mitos sobre los eléctricos, a debate

Noticias
Mostrar más