Saltar al contenido principal
En estos momentos, los servicios que ofrece AutoScout24 están limitados por trabajos de mantenimiento. Esto afecta a algunas funciones, como el contacto con los vendedores, el inicio de sesión o la gestión de los vehículos para la venta.

Lancia logró lo más difícil con estas tres leyendas

La historia ha sido injusta con Lancia, que ha sido capaz de crear verdaderas obras de arte que, además, se han convertido en leyendas.

Arrinconada y sobreviviendo apenas en su tierra natal y con un único modelo, Lancia ha vivido tiempos mejores, pero dice el refrán que el que tuvo retuvo y ahora se abre una nueva etapa para una marca que tiene mucho en donde inspirarse en sí misma.

Algunos de los automóviles más bellos de la historia han tenido el emblema de Lancia en sus corazas, también algunos de los bólidos más eficaces de su momento, pero no siempre es sencillo conciliar ambos logros.

Lancia siempre destacó por su innovación y la calidad de su ingeniería. Fue la marca que inventó la carrocería autoportante que hoy forma el esqueleto de todos los automóviles, la suspensión independiente, el primer motor V6, pionera en el uso de aluminio en la fabricación de motores...

A punto de un nuevo relanzamiento de la marca en esta nueva etapa, sus responsables tiran de nostalgia y nos recuerdan estos tres iconos del automovilismo que consiguieron conjugar de forma magistral un diseño fuera de lo corriente y una eficacia absoluta para lo que fueron creados.

Lancia Delta: el más laureado

LanciaDeltaHFIntegrale

El recuerdo más reciente de los años de gloria de Lancia lo tenemos en el Delta, tal vez su último éxito y el modelo a partir del cual la marca cayó estando en lo más alto.

El proyecto del Lancia Delta contó con Saab como socio colaborador. Gracias a él la calidad constructiva de los Delta estaba un peldaño por encima de la media, con unas carrocerías mejor protegidas contra la corrosión de lo habitual en la época, un eficaz sistema de climatización y una elevada rigidez que sería ideal para los planes que Lancia dispuso en su evolución.

En 1988 el Delta recibía un sistema de tracción total ensayado en el Beta Trevi y nacía así el Lancia Delta HF 4WD que acabaría convirtiéndose en el Integrale, un nombre que ya de por sí pone los pelos de punta a los aficionados.

Ligero, potente, con un buen reparto de pesos y unas buenas suspensiones, el Lancia Delta Integrale pronto se convirtió en una referencia tanto en la competición como fuera de ella. Su palmarés es incontestable y sigue sin haber sido igualado por ningún rival:

  • Seis veces el Campeonato Mundial de Rally Constructores (1987-1992)
  • Cuatro Campeonatos Mundiales de Rally Pilotos (1987-1989 y 1991)
  • Un Campeonato Mundial de Rally Producción (Grupo N) en 1987
  • Seis veces el Campeonato Europeo de Rally (1987-1991 y 1993)
  • Dos Campeonatos Europeos de Rally Producción (Grupo N) 1988 y 1989

Sus abultados pasos de rueda, la amenazante mirada de sus cuatro faros delanteros envueltos en toda clase de rejillas para dejar entrar aire para la refrigeración y respiración de la mecánica, el abultado capó (que llegó con la culata de 16 válvulas) y sus formas rectas y compactas se convirtieron en un objeto de deseo para la afición.

Lancia 037: belleza y finura

Lancia-Rally 037-1982

Antes que el Delta, el Lancia 037 entusiasmó a la afición con un diseño sencillo pero espectacular a la vez. Evolucionado de manera profunda a partir del Lancia Beta Montecarlo, el 037 tomó como base un modelo de gran producción, pero se adaptó a la competición con un crecimiento en el ancho de vías, una nueva disposición mecánica con el motor central longitudinal en lugar de transversal, un frontal con dobles faros redondos y una bestia sobrealimentada bajo el capó.

El resultado fue un coche con una dinámica de conducción tan perfecta como para espolear a sus pilotos a sacar lo máximo de sí mismos. El propio Walter Rohrl confiesa que es uno de los coches con los que más ha disfrutado a sus mandos jamás. No hay mejor prueba para demostrar tal afirmación que el hecho de que, con el alemán al volante, el Lancia 037 ha sido el único coche de dos ruedas motrices capaz de ganar un Mundial de Rallys frente a modelos de tracción total.

Si a esta afirmación añadimos el hecho de que frente al 037 no estaba un rival cualquiera sino que Lancia consiguió arrebatar la victoria al mismísimo Audi Quattro, otro coche de leyenda.

Presentado en 1982 al mundo, el Lancia 037 celebra este año su 40 aniversario y lo hace en un momento en el que sus cotizaciones están absolutamente disparadas.

Lancia Stratos: un ovni en los rallys

LanciaStratosLivreaAlitalia

En 1970 Gandini diseñaba un concept car espectacular con el nombre de Stratos Zero para Bertone. Sus afiladísimas formas y su escasa altura al suelo fueron una revolución para el público. Más que un coche, parecía una cuña con ruedas.

Inspirándose en ese concept, Lancia desarrolló el coche que tendría que suceder a su campeón en competición. El Lancia Fulvia había logrado un palmarés envidiable gracias a su ágil respuesta y había dejado el listón muy alto en un Mundial de Rallys cada vez más profesionalizado y en el que las marcas cada vez apostaban más.

El nuevo Lancia Stratos se diseñó con la competición como objetivo. La accesibilidad a la mecánica tenía que ser máxima, así que tanto el capó delantero como el trasero eran enormes para dejar a la vista las suspensiones, dirección, frenos y grupo propulsor, de manera que cualquier reparación en plena carrera fuese lo más sencilla posible.

El motor se colocaba transversalmente en la parte trasera, justo encima del eje para garantizar la máxima motricidad y un centrado de pesos ideal y, además, no se trataba de un motor cualquiera. El elegido para mover al Stratos fue el V6 de Ferrari, el mismo que montaban los Dino.

Sus formas tan afiladas y espectaculares eran más propias de un coche destinado a los circuitos que para lanzarse por los tortuosos tramos con nieve, barro o incluso las durísimas pruebas africanas, pero el Lancia Stratos pronto dejó claro que era una máquina imbatible.

La única forma que hubo de conseguir ganar al Lancia Stratos fue retirándolo de la competición, algo que decidió Fiat, más dispuesta a promocionar modelos de gran serie que gamas exclusivas, motivo por el cual el Stratos tuvo que dejar paso forzósamente al Abarth 131.

¿Preparado para lo siguiente?

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Volkswagen ID.3 2023: nuevos aires

Noticias

Mercedes-Benz EQT Marco Polo Concept: llega en 2023

Noticias

Arranca la Feria de Valencia 2022 poniendo el foco en la electrificación

Noticias
Mostrar más