El Skoda Superb cumple 85 años

El 22 de octubre de 1934, es decir, hace exactamente 85 años, Skoda estrenó la denominación Superb. Hoy celebramos dicha efeméride.

Los primeros vehículos de lujo salieron de los edificios de la fábrica de Laurin & Klement en Mladá Boleslav hace más de 110 años. En 1907, el FF lucía el primer motor de ocho cilindros en línea fabricado en Europa Central. Le siguieron otros modelos con los motores especialmente suaves sin válvulas Knight de seis cilindros y el prestigioso Skoda 860, que montaba un motor de ocho cilindros y se fabricó entre 1929 y 1933. El Skoda 640 de nueva generación tomó el relevo. Este modelo disponía de un bastidor tubular central especialmente innovador y suspensión independiente, y fue el primero en llevar la denominación que hoy caracteriza a los modelos tope de gama de Skoda.

La denominación “Superb” proviene del inglés y deriva, en última instancia, del latín superbus, que significa “orgulloso” o “magnífico”. Skoda introdujo el nombre del Superb el 22 de octubre de 1934 para poner de relieve el carácter excepcional del nuevo Š 640. El primer modelo de esta berlina de 5,5 metros de largo, 1,7 metros de ancho y 1,66 metros de alto se presentó al entonces Consejero Delegado del Grupo Skoda, el Dr. Karel Loevenstein, en enero de 1935. Su mujer Pavla escogió el color de la carrocería, optando por el rojo.

Comienza su producción

La producción en serie del Skoda Superb empezó en marzo de 1935. El modelo de alta gama estaba propulsado por un motor de seis cilindros de 2,5 litros y 40,5 kW (55 CV) de potencia. Rápidamente, la alta demanda conllevó mayores tiempos de entrega: los clientes tenían que esperar cuatro semanas para las versiones con carrocería cerrada y el doble de tiempo para el Superb descapotable. Además de las especificaciones de serie, una radio de coche con seis tubos de electrones y estantes de palisandro detrás de los asientos delanteros también estaban disponibles por un coste adicional.

Casi cada año, la compañía fue sacando innovaciones adicionales, como motores más potentes y una gama de equipamientos más amplia. Tras fabricar cerca de 600 vehículos con control de válvulas SV, en 1938 Skoda introdujo el Superb OHV, con un motor de seis cilindros en línea de 59 kW (80 CV) y una cilindrada de 3.137 c.c. Poco antes de que se suspendiera la producción en 1940 debido a la guerra, se fabricó una pequeña serie del Superb 4000 con motores V8.

En 1946, Skoda retomó la producción de una versión revisada con motores de seis cilindros, antes de dar por terminada la producción por motivos políticos en 1949, tras haber fabricado cerca de 1.000 unidades para el uso civil. También se produjeron 1.660 vehículos militares bajo la designación Š 952 y Š 956.

El regreso del hijo pródigo

En 2001, el Superb protagonizó su regreso: la primera generación moderna de la gama amplió el porfolio de productos del fabricante checo para incluir una berlina de tamaño medio. Desde el principio, el Superb marcó referencias en su segmento en espacio para las piernas, impresionando a los clientes con su atractivo diseño y excelente relación calidad-precio.

Tras fabricar 136.068 unidades, Skoda lanzó la producción de la segunda generación en 2008. El estilo de su carrocería combinaba los beneficios de un sedán clásico con los de un hatchback con un maletero de gran abertura, que aumentaba la ya de por si elevada funcionalidad del Superb.

Llega la carrocería familiar

Un año más tarde, Skoda lanzó el Superb Combi con un impresionante volumen de maletero de entre 633 a 1.865 litros. La avanzada segunda generación del Superb disponía, además de otras innovaciones, del acceso sin llave KESSY y el sistema de arranque, que se estrenaban en un Skoda. En 2015, ya habían salido de las líneas de producción de la planta de Skoda en Kvasiny 404.756 unidades de la berlina y 217.734 versiones familiares.

La actual gama Superb ha disfrutado de una popularidad global desde 2015. Nunca antes se había pedido tanto del diseño de un coche Skoda, y nunca antes se habían empleado tantas tecnologías innovadoras en el desarrollo de un nuevo modelo. Nunca antes había habido tantas ideas Simply Clever y nunca antes los ingenieros de Skoda habían creado tanto espacio para los conductores, los pasajeros y el equipaje. Hay un auténtica "cohorte" de nuevos sistemas de asistencia de segmentos superiores que aumentan la seguridad, la protección del medio ambiente y el confort.

Nueva era híbrida y aventurera

En 2019, el modelo insignia de Skoda ha recibido una gran actualización, no solo estética y de equipamiento (tanto de seguridad como de entretenimiento), sino que también ha estado acompañada de dos nuevas variantes: Scout e iV. Con la primera, la firma checa amplía la familia aventurera de este apellido, tomando como valor su tracción total, sus poderosos motores o su mayor altura libre al suelo; mientras que con el Superb iV, Skoda abraza por completo la electrificación, al proponer una variante híbrido enchufable que llegará al mercado en 2020.

¿Preparado para lo siguiente?

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Toyota Corolla GR Sport: vestido para la ocasión

Noticias

Ferrari Roma: el coche de la Dolce Vita

Noticias

Maserati Zéda: comienza una nueva era

Noticias
Mostrar más