Compra un Moskvich segunda mano al mejor precio en AutoScout24.es

Encuentra el coche ideal
Lamentamos informarle de que actualmente no disponemos de ningún vehículo que coincida con sus criterios. Hemos podido encontrar las siguientes alternativas

Ofertas para tu búsqueda

Ofertas para tu búsqueda

Moskvitch, fiabilidad y diseño ruso

Moskvitch es una compañía rusa nacida en 1929 para dar satisfacción a las necesidades del mercado automovilístico nacional, lo que llevó a esta empresa a diseñar coches que se ajustaban a un estilo compacto y utilitario destinado a los usos más urbanos. De este modo, Moskvitch destacó rápidamente por la creación de vehículos extremadamente fiables y con líneas de diseños muy sobrias, una circunstancia que ha hecho que algunos de los coches de segunda mano que presentan el distintivo Moskvitch se hayan convertido en auténticos iconos de la automoción rusa. Además, su trabajo incluye modelos de altas prestaciones y gran rendimiento mecánico, siendo de destacar el Moskvitch G5, un bólido de Fórmula 1 que la compañía rusa diseñó y fabricó en 1965. De esta forma, los trabajos de esta firma han abarcado siempre todos los segmentos más representativos de la automoción, siendo sus coches usados toda una garantía de fiabilidad y rendimiento, gracias a sus sencillas mecánicas y a un rendimiento adaptado a los entornos más urbanos.

Modelos clásicos de la compañía Moskvitch

Pese a que el trabajo de Moskvitch comenzó en 1929, no fue hasta 1946 cuando la firma rusa comenzó a destacar con sus diseños sencillos y sobrios, cualidades que han hecho que algunos de sus modelos se cuenten como auténticos clásicos dentro de los coches de segunda mano de época. Así, el primer vehículo destacado que salió de la planta de producción de Moskvitch fue el 400, un automóvil que comenzó a comercializarse en 1947 y que tomaba como base al Opel Kadett para deslumbrar gracias a sus líneas de berlina clásica y a una parrilla frontal cromada de indudable elegancia. Sin embargo, uno de los modelos producidos por Moskvitch que ha gozado de mayor aceptación es el 412, un turismo del segmento C que se fabricó entre 1967 y 1976 con carrocerías de tipo sedán, familiar y pickup. Este coche usado monta en sus primeras versiones un propulsor de 1,5 litros que cuenta con una mecánica muy sencilla para favorecer las reparaciones y la sustitución de las piezas, una cuestión que ha facilitado que los modelos más recientes de Moskvitch sigan compartiendo con el 412 la misma configuración del motor, aunque con cilindradas distintas. Del mismo modo destaca el 410, un automóvil 4x4 que supone el primer modelo de tracción integral de la firma y que sobresale por sus líneas robustas y sencillas, características que comparten todos los modelos de la firma rusa y que les permite despuntar por su gran fiabilidad.

Creaciones más recientes de Moskvitch

Moskvitch ha continuado su labor de creación de coches hasta épocas muy recientes, convirtiéndose en todo un referente en la creación de los utilitarios más compactos y urbanos del sector de la automoción rusa. Así, en la gama de sus últimos modelos destaca el Aleko, un coche usado que se fabricó entre 1988 y el año 2000 y que sobresale por su versatilidad para adaptarse a las altas velocidades y a los espacios urbanos, gracias a motores que van desde los 1,6 litros de cubicaje hasta los 1,9 de la versión diésel más competitiva. El Aleko es un buen ejemplo del trabajo realizado por Moskvitch recientemente, una tarea que sigue basándose en la fiabilidad y la resistencia de todos sus modelos.