Compra tu Mercedes Monovolumen de ocasión en AutoScout24

Mercedes Monovolumen

Habitabilidad y posición de conducción elevada son las señas de identidad de los Mercedes-Benz Monovolumen

Los Mercedes-Benz Monovolumen son modelos familiares premium, de éxito entre los coches de segunda mano, de diferentes categorías según su tamaño, rivales de los monovolúmenes de marcas también premium como BMW y Lancia, y casi premium como Volkswagen. Como la mayoría de su competencia directa, los modelos de la marca de la estrella cuentan en sus respectivas gamas con versiones diésel y gasolina turbo, además de híbridas, y otras radicales de alto rendimiento.

Sus cotas van desde los 4.393 mm de largo del Mercedes-Benz Clase B –el monovolumen compacto de la marca alemana- hasta los 5.370 mm de longitud de la carrocería más larga del Clase V con capacidad para 6 pasajeros, buque insignia de los Mercedes-Benz Monovolumen que cuenta con versiones diésel y gasolina sobrealimentadas.

Las características que distinguen Mercedes-Benz Monovolumen del resto de modelos de la estrella son la mayor capacidad de sus habitáculos y la posición elevada respecto en la que viajan sus ocupantes. En ambos casos, valores en alza también en el mercado de segunda mano.

De ahí que el segmento monovolumen, en cualquiera de sus nichos de tamaño, sea uno de los preferidos por los conductores con familia o por los que buscan una posición al volante privilegiada en cuanto a visibilidad y aparentemente más segura –ya que en caso de accidente no lo es y la visibilidad trasera también se ve mermada-.

Una gran variedad de mecánicas sobrealimentadas forman la gama Mercedes-Benz Monovolumen

Los Mercedes-Benz Clase B y V son los representantes del fabricante germano en el segmento monovolumen, preferido por conductores con familia. El primero se alza como la principal alternativa premium dentro del nicho compacto, y el segundo como una opción de gran capacidad para familias numerosas que buscan imagen y representación.

Ambos cuentan con motores sobrealimentados mediante turbocompresores para sus versiones diésel y gasolina, lo que los hace más eficientes con el consumo y eficaces desde el punto de vista prestacional. El B está disponible con tracción delantera o total, cambio manual o automático y potencias de entre 109 y 211 CV diésel y gasolina; mientras que el V, sólo con tracción trasera y cambio manual o automático, ofrece motores diésel y gasolina de potencias comprendidas entre 136 y 190 CV. El primer tipo de transmisión es de 6 velocidades y la automática incluye 7 relaciones.