Compra un Donkervoort segunda mano al mejor precio en AutoScout24.es

Encuentra el coche ideal
Lamentamos informarle de que actualmente no disponemos de ningún vehículo que coincida con sus criterios. Hemos podido encontrar las siguientes alternativas

Ofertas para tu búsqueda

Ofertas para tu búsqueda

Donkervoort, exclusividad y potencia

Fundada en 1978, la firma holandesa Donkervoort es todo un referente mundial en la construcción de bólidos ultraligeros para su uso legal por carreteras, una fabricación que se realiza siempre a mano montando todos los accesorios y partes de estos coches de segunda mano con extremo cuidado, consiguiendo con ello crear vehículos extremadamente potentes y con una silueta roadster inconfundible. Y es que si algo distingue a cualquier creación de Donkervoort es su singular carrocería dominada por un alargado morro y por unas ruedas que se sitúan en el exterior del chasis tubular, condiciones que crean la sensación de encontrarse ante un coche diseñado para los circuitos y que solo encuentra comparación en el legendario Lotus. Además, los coches usados Donkervoort montan motores de extraordinaria potencia, una cualidad que debe sumarse al bajo peso, que en los últimos modelos gira alrededor de los 700 kg, para comprender el rendimiento increíblemente competitivo de estos biplazas de origen holandés.

Muchos modelos a lo largo de su historia

Las creaciones de Donkervoort han dominado las carreteras gracias a sus inconfundibles diseños y a la gran potencia que siempre han exhibido, cualidades con las que estos coches de segunda mano llevan contando desde la aparición del S7, un modelo que dejó de fabricarse en 1983 y que ofrece una velocidad máxima de 170 km/h. Si algo diferencia también a Donkervoort de otras compañías es su exclusividad, ya que esta firma de origen holandés fabrica pocos modelos de cada una de sus creaciones, por lo que algunos de sus coches usados han logrado alcanzar un lugar único dentro del sector de los deportivos de gran potencia. Otro ejemplo clásico de Donkervoort es su modelo D10, un vehículo que pasa por ser uno de los más elegantes de la compañía y que comenzó a fabricarse en 1988 para alcanzar un rendimiento de 190 CV gracias a un motor Ford de 2160 cc. Con la aparición del Donkervoort D8 en 1993, la firma holandesa prosiguió con sus característicos diseños llenos de potencia. Un modelo del D8 fue el primero en montar propulsores Audi en 2003, consiguiendo con ello alcanzar rendimientos realmente espectaculares gracias a estos motores. Un buen ejemplo de ello es el D8 GT que se empezó a fabricar en 2007, un coche usado capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 3,6 segundos. De este modo, queda claro que la potencia y la conducción de un vehiculo deportivo son la esencia de los Donkervoort, unos bólidos ideales para los que buscan vivir al máximo las grandes velocidades.

Trabajos actuales

El último modelo creado por Donkervoort es el D8 GTO, un coche usado que comenzó a producirse en 2013 y que guarda toda la estética que ha caracterizado a esta marca desde sus orígenes, por lo que el morro alargado y la carrocería tubular, compuesta por fibra de carbono y aluminio, es la principal seña de identidad de este automóvil. Bajo su capó esconde un motor Audi de 2,5 litros de cubicaje potenciado con turbocompresor que le hace acelerar de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos, algo que viene permitido por el bajo peso de todo el conjunto, menos de 700 kg. Con todo ello, puede comprobarse que Donkervoort sigue ofreciendo bólidos destinados a los conductores apasionados por la velocidad y que deseen un coche usado de inconfundible y bella estética.