Compra tu Chevrolet SUV de ocasión en AutoScout24

Chevrolet SUV

La seguridad y amplitud del Chevrolet SUV

Chevrolet ha buscado liderar el mercado de los coches grandes desde hace años y en concreto de las SUV (Sport Utility Vehicle), vehiculos deportivos utilitario o en su nuevo acuñamiento de coches que parecen todoterreno, pero que realmente son vehículos familiares, un tipo de vehículo que es muy bien aceptado en el mercado usado. Concretamente, el Chevrolet SUV ofrece un formato grande aún mejor, con los modelos Tahoe y Suburban que presentan un diseño de interior refinado, interesante diseño exterior muy bien culminado e incorporando la última tecnología, lo que les hace ser unas joyas en cuanto a coche usado.

La seña de identidad de los modelos Chevrolet es su amplitud, ya que hay configuraciones disponibles para 7, 8 y 9 pasajeros manteniendo toda la seguridad con avances incorporados como bolsas de aire lateral y central que son exclusivos para esta clase. Además, las tecnologías que incorporan tanto el coche nuevo como el coche usado ofrecen asistencia al conductor. El SUV está dotado con un motor EcoTec3 V8 de 5.3 litros con gran capacidad de remolque para poder viajar en familia.

La gama del SUV usadoPor un lado, el cliente puede encontrar el SUV Tahoe que mezcla diseño contemporáneo y capacidad, incorporando gran experiencia en la conducción y disponible en varios formatos con una pantalla de navegación de 8 pulgadas, bajo consumo y motor de 8 válvulas. Similar en prestaciones es la Suburban, con una tecnología de seguridad que no se da en ningún otro vehículo de su clase, 8.300 libras de remolque máximo, asientos hasta para 9 pasejeros, siendo así el vehículo perfecto para la familia con un diseño que llame la atención, junto a la potencia y eficiencia.

Equilibrio entre eficiencia, conducción dinámica y capacidadLógicamente, el SUV aunque intente ser un vehículo de aspecto deportivo termina siendo un coche familiar, aunque guarda bien el equilibrio entre familia y diseño, pero sobre todo agrega una conducción dinámica que se adapta a carreteras de todo tipo guardando la eficiencia en el consumo con una gran capacidad que hace posible la incorporación de equipaje, aunque vayan nueve pasajeros.