Yamaha Majesty 400 - Compra o vende tu moto usada o nueva - AutoScout24

Yamaha Majesty 400

Fue en el año 2003 cuando apareció en Europa y Asia la scooter Yamaha Majesty 400, posteriormente fue lanzada al mercado norteamericano. Su fabricación concluyó en el año 2010, si bien todavía es posible encontrar en el mercado de segunda mano ejemplares de la Yamaha Majesty 400 en muy buenas condiciones. Esta moto en ocasiones es denominada maxi-scooter por sus dimensiones, ligeramente superiores a las de otras marcas.

Características más importantes

La Yamaha Majesty 400 está especialmente creada para circular en ciudad. Su motor de un único cilindro es de 395 cc y 34 CV, dispone de encendido TCI con arranque electrónico. El sistema de suspensión trasera es basculante con un recorrido de 104 mm. El freno delantero es de doble disco hidráulico y el trasero es similar pero de disco simple. Tiene una longitud total de 2,2 m y el asiento se encuentra a una altura de 760 mm. Su depósito tiene una capacidad de 14 litros. Bajo el asiento tiene espacio suficiente para guardar dos cascos y también hay una pequeña guantera. Sobre el asiento, dos pasajeros pueden viajar con comodidad.

Fue en el año 2009 cuando este modelo sufrió una mayor revisión. Si bien su motor siguió siendo el mismo, se hicieron cambios en el sistema de embrague para conseguir mejorar su rendimiento a bajas velocidades. La carrocería también sufrió algunos cambios importantes, acercando su diseño a los gustos del momento en el mercado japonés, uno de los lugares donde más unidades de este modelo se han vendido. El catálogo de accesorios disponibles para esta moto es muy variado, por lo que es posible personalizar la Majesty 400 en gran medida.

Competidores de la Yamaha Majesty 400 Con un precio muy similar, la Suzuki Burgman 400 es uno de los mayores competidores de la Majesty con características de motorización y potencia muy parecidas, la Suzuki tiene un peso en marcha bastante menor. Otro competidor de esta scooter es la Honda SW T400, en esta los aspectos que más marcan la diferencia es su diseño, por lo que en ocasiones la decisión de compra radica fundamental en una cuestión de gusto y estilo.