Yamaha FZ8 - Compra o vende tu moto usada o nueva - AutoScout24

Yamaha FZ8

Desde el pasado año, la estrella de Yamaha en el segmento más importante del mercado actual, el de las naked deportivas, es la “desnuda” FZ8 y su versión semicarenada Fazer 8. Ambas siguen la misma filosofía de la anterior referencia de la firma del diapasón en movimiento en este sector, la legendaria FZ6 (un modelo que ya pertenece a la historia de la marca), presentándose como una moto de pretensiones claramente sport camuflada tras una imagen de moto naked, aunque con claros tintes agresivos. Su diseño basado en líneas rectas y un concepto minimalista sigue la actual tendencia extrema de sus rivales de aparición más reciente, como la Suzuki GSR750 o la Kawasaki Z750 R. Pero es el equipamiento de un propulsor muy próximo a una cilindrada de 800 cc una de las características más emblemáticas de la serie FZ8 frente a sus contrincantes. Ninguna de las japonesas naked de cuatro cilindros ha llegado a este límite de cilindrada hasta el momento. Para ello, en Iwata han recurrido a la estructura original de la FZ1, la naked Yamaha “de litro”, una herencia que tiene sus raíces en la serie YZF-R1, al igual que la anterior FZ6 bebía de las fuentes de la “RR” YZF-R6.

El equipo de suspensiones de la FZ8 es radicalmente diferente del presente en la veterana serie FZ6. La horquilla es una unidad invertida con barras de 43 mm, mientras que detrás se opta por un sistema progresivo mediante bieletas.

El chasis emplea el ya tradicional método de Yamaha de fundición por moldes al vacío CF presente en las gamas R de la marca. Sus cotas no son nada extremas para una moto sport, con 25º de ángulo de lanzamiento y 109 mm de avance.

Las cotas internas del motor de 779 cc son 68 x 53,6 mm. Destaca el gran airbox de 7,8 litros de capacidad, y las tomas de admisión de longitudes diferentes: 125 mm para los cilindros 1 y 4 y 150 mm para los 2 y 3. De este modo se consigue una entrega de par más sólida para un motor de cilindrada media.

Detalles

El sistema de alimentación de la FZ8 confía en una única mariposa, en cuyo accionamiento participa la ECU para optimizar la respuesta. Según la apertura del gas solicitada por el piloto y el punto de rpm en que se encuentra en ese preciso instante el motor, la centralita ordena una gestión concreta del sistema según una curva de par y potencia predefinida.