Vespa PX 125 - Compra o vende tu moto usada o nueva - AutoScout24

Vespa PX 125

Vespa PX 125: atemporal, indestructible y f?cil de llevar

Esta moto es uno de los mayores casos de éxito de la historia. La suya comienza en 1977, año en que empezó a comercializarse en Italia, y aún está por escribir su último capítulo. Aunque durante un par de años, de 2008 a 2010, quienes querían una Vespa PX 125 se tenían que conformar con una moto usada, en realidad nunca dejó de fabricarse. Lo que ocurrió en estos dos años fue que, debido a la imposibilidad de cumplir con la normativa europea en materia de emisiones, Piaggio vendió la patente a la india LML, que fabricaba motos idénticas pero las comercializaba con otros nombres y en otros mercados. En 2010, una vez encontrada la solución técnica al problema de la contaminación, volvió a venderse en Europa con la denominación Vespa PX 125/150. Dicha solución había consistido en adaptar un catalizador al escape. Y hasta aquí los cambios, porque por lo demás, la mecánica del scooter sigue siendo la misma de la primera generación: mismo pedal de arranque, mismo motor de dos tiempos y mismas cuatro marchas. El diseño de líneas puras también sigue siendo el mismo de la primera versión, el que le valió el nombre de "avispa" por su voluminosa parte trasera, estrecha parte central y un manillar que recordaba a las antenas del coleóptero. Era, y sigue siendo, un diseño basado en la facilidad de manejo, la robustez y la durabilidad. Esta última característica, junto a la aparición del modelo en numerosas películas y video clips, ha hecho de la Vespa PX 125 una de las motos de segunda mano más populares de todos los tiempos, tan solo comparable con las míticas Harley-Davidson. Otros fabricantes de primer nivel comercializan scooters de 125 cc, como la Honda PCX 125 o los varios modelos de la Peugeot Citystar, pero ninguno ha consiguido los numeros de la italiana.

Todo al tres

Parece mentira que un vehículo que lleva en el mercado más de tres décadas apenas haya sufrido modificaciones. Pero lo cierto es que, con eso y con todo, lleva ya vendidas más de tres millones de unidades en todo el mundo. Y aún hoy es posible ver algunas de la primera versión circulando por ahí, lo que quiere decir que los cambios tampoco eran tan necesarios: su mecánica es robusta y fiable, mientras que su estética retro se ha convertido en un auténtico icono. De todos modos, sí hay tres mejoras dignas de mención. La más relevante hace referencia a la introducción del catalizador tras la implementación de la normativa Euro3. Esto le permitió mantener su característica técnica principal, el motor de dos tiempos, y su denominación comercial tradicional. En segundo lugar, la Vespa PX 125 se empezó a equipar con un freno de disco delantero en las versiones a partir de 2001. Por último, algunos modelos conmemorativos han modificado la estética ligeramente en busca de una mayor comodidad. La Vespa Settantesimo incorpora un portaequipajes trasero abatible con un baúl que va a juego con el asiento, mientras que aparcar resulta más sencillo gracias al caballete lateral de la serie Touring.

Un mundo de opciones

Por lo que se refiere a las motorizaciones y equipamientos disponibles, nuevamente cabe destacar uno de los aciertos de la Vespa PX 125 desde sus inicios, como es la incorporación de una guantera en la parte posterior del escudo; el modelo PX 200 E, además, integraba unos intermitentes. El modelo T5 Pole Position, por su parte, suma la quinta marcha en la parte técnica, y en la estética, un práctico parabrisas y un spoiler para el escudo. La PK de 125 cc de 1984 deja de contar con los distintivos más icónicos del modelo: por una parte, es automática, renunciando al tradicional cambio manual en el puño; por otra parte, ya no incorpora el pedal de freno; y, por si eso fuera poco, tiene una versión disponible con arranque eléctrico. La Vespa Cosa CLX monta un freno hidráulico y la ET4 uno de 4 tiempos, mientras que la ET2 Iniezione tiene un motor de 2T con inyección y catalizador, una auténtica rareza en el mundo de los scooter. Lo que no cambia en ninguna versión de la Vespa PX 125 son las ruedas de 10''.