Ducati Streetfighter - Compra o vende tu moto usada o nueva - AutoScout24

Ducati Streetfighter

El proyecto Ducati Streetfighter empezó a desarrollarse a finales de los ochenta, cuando empezó a ponerse de moda entre los motoristas más osados cambiar los motores de las motos por otros de mayor potencia. Fue así como nacieron en las calles las impresionantes y legendarias naked. Los fabricantes de la mítica firma Ducati estudiaron detenidamente esta tendencia urbana y empezaron a equipar sus modelos con motores de gran potencia. Así, la primera en desarrollarse fue la Triumph Speedtriple fabricada en 1997. Unos años más tarde, nació la primera Ducati Streetfighter, modelo 1098. Sin embargo, no obtuvo el éxito esperado. A pesar de ello, Ducati siguió trabajando en este modelo y la siguiente motocicleta en salir al mercado fue la Ducati Streetfighter 848, una moto rebosante de estilo y personalidad.

La Streetfighter es una naked de alto nivel

Su estética minimalista, sus detalles de vanguardia y su diseño sofisticado la han convertido en la favorita de todos los amantes del motor. Su espectacular basculante monobrazo, lo último en tecnología aplicable al bastidor, frenos de serie de alta competición y su potente motor bicilíndrico en L aportan seguridad y elegancia a cada movimiento. Una moto divertida y precisa en las curvas. Es así como la 848 se ha impuesto en el mercado llenando el asfalto con su porte y distinción. Aunque ahora no está sola ya que la familia ha aumentado con la última novedad Ducati: la Streetfighter S.

Los sucesores aventajados de la Ducati Streetfighter

La Streetfighter 848 presenta un diseño transgresor, con una parte delantera enérgica y robusta, mientras que su doble escape insertado en la parte derecha de su tren trasero le confiere altura y un punto provocador y agresivo. La nueva 848 incorpora un novedoso chasis para que el conductor pueda reaccionar con rapidez en cualquier situación. Además, dispone del sistema de control de tracción Ducati para preveer las posibles pérdidas de adherencia en las ruedas. De igual manera, la posición renovada del piloto le aporta altas dosis de seguridad. En cuanto a la Streetfighter S es una máquina despampanante que guarda un equilibrio perfecto entre potencia y peso. Su motor bicilíndrico en L alcanza los 155 CV de potencia y sus 167 kg albergan la tecnología más puntera y una estética imponente.