Rivalidad familiar

Nos subimos a la carrocería familiar del KIA Ceed que, además de reunir todas las ventajas del compacto surcoreano, añade el mejor maletero del sector. Lo hemos probado en su versión diésel de acceso de 115 CV y acabado GT-Line. Para saber si este modelo tiene algún inconveniente, sigue leyendo.

En pleno boom de los SUV, la firma asiática ha apostado muy fuerte por las carrocerías familiares. Primero fue el Proceed (segunda carrocería del Ceed) y desde marzo de este mismo año KIA lanzó el Ceed Tourer, anteriormente conocido como Cee´d Sportswagon. Parece contraproducente, pero tiene sentido. Se parecen mucho, pero son diferentes. KIA quiere cerrar 2019 con la gama Ceed como pilar principal de ventas incluso por encima de su estandarte, el KIA Sportage. Además, en otoño, llegará una cuarta carrocería bautizada como XCeed.

Todo igual salvo…

Mientras que el comentado Proceed está orientado hacia aquellas personas que buscan un corte más deportivo dentro de una carrocería familiar, el Ceed Tourer plantea un método más tradicional. Su diseño frontal es prácticamente igual al cinco puertas. Sus faros afilados con luces diurnas LED, el paragolpes con detalles en negro y sus marcados ángulos le dan una mirada agresiva. Sin embargo, si seguimos la vista hasta el pilar C, es donde apreciamos que el voladizo trasero es diferente.

El Ceed Tourer gana 23 cm respecto al compacto y, aunque mantiene la batalla de 2.65 metros, alcanza los 4,60 metros de largo. Esto le permite, por tanto, sacar pecho de su asombroso maletero que antes comentábamos. 625 litros, baja boca de carga, sistema de raíles para sujeción de equipaje y varios compartimentos de doble fondo con un cubicaje asombroso para guardar mochilas, portátiles e incluso almohadas. Estas son algunas de las características del mejor maletero que podemos ver entre los rivales. Si abatimos los asientos, podremos ampliar el volumen hasta 1.694 litros… Cabe todo.

Si bien es cierto que el Ceed Tourer es más que cómodo (luego hablaremos de la dinámica) la distancia entre ejes no varía respecto a la carrocería 5 puertas. Esto provoca que tengamos unos 10 centímetros de espacio para las piernas y la cabeza, aunque sacrifica como suele ser habitual, la plaza central. Cuatro adultos viajarán muy cómodos tanto en las plazas delanteras como traseras.

Dinámica y consumos

Como decíamos antes, hemos probado la versión diésel menos prestacional de 115 CV que aparecen a las 4.000 vueltas. Sus 280 Nm entre 1.500 y 2.750 rpm complementan a la perfección un motor que nos ha dejado un buenísimo sabor de boca.

Durante la prueba, primó la travesía. Un viaje Madrid-Zaragoza, con 4 adultos y hasta arriba de maletas para comprobar si de verdad este coche familiar es apto. Y desde luego que lo es. La carrocería no oscila por mucho que pisemos el acelerador, el interior está perfectamente insonorizado al corte del viento y los asientos recogen al conductor para reducir al mínimo la fatiga. El motor responde bien desde muy abajo y quizás solo notemos una ligera falta de fuerza a bajas vueltas rodando en sexta. Pero apenas se nota. Por ciudad es un coche que se mueve ligero, con brío aunque más le costará si le adentramos en carreteras más ratoneras donde, quizás, sea más recomendable meter a su primo-hermano, el Proceed. Además, el empleo de la nueva plataforma le ha permitido ajustar suspensiones y dirección, consiguiendo un muy buen aplomo y un comportamiento más preciso que la anterior generación.

Tragaremos kilómetros sin enterarnos y, además, el ordenador de abordo nos dará una alegría al llegar al destino. Por ciudad, moveremos la cifra en torno a los 6,5 l/100 km y por carretera a velocidades normales, podremos bajarlo incluso hasta los 5 litros. La prueba, tras un sinfín de kilómetros en su mayoría por carretera, cerró la cifra en 5,7 litros. Un dato espectacular, muy próximo al homologado (5 litros) y que puede condicionar sin lugar a duda, una compra.

¿Más barato o más caro que el 5 puertas?

KIA cuenta con una amplísima gama de motores y acabados a los que les añade una buenísima campaña de descuentos. 4 acabados: Concept, Drive, Tech y GT-Line. Nuestra unidad pese a ser el diésel de acceso, contaba con el acabado GT-Line. Esta versión no admite extras, viene con el paquete cerrado de serie e incluye elementos como techo panorámico, tapicería GT-Line, cámara de visión trasera, navegador o sistema de sonido premium JBL entre otros. Por tanto, antes de resumir los precios del resto de la gama, concluimos que nuestra unidad cuesta tan solo 22.605€ con descuentos ya aplicados. El 5 puertas en las mismas condiciones nos saldría por 21.950€. Compensa.

La gama parte en el motor 1.0 TGD-i Concept de 120 CV desde 13.750€ mientras que su homónimo en el compacto parte en 14.275€. El 1.6 CRD-i también con acabado Concept cuesta 15.835€ en el Ceed Tourer frente a los 15.450€ en la carrocería 5 puertas. Si elevamos el listón hasta el GT-Line, vemos como el gasolina más potente de 140 CV y cambio automático cuesta 23.345€ para el familiar y 23.255€ para el hatchback. Y por último, el diésel más potente de 136 CV, nos costaría 24.385€ para el Ceed Tourer y 24.250€ para el 5 puertas.

Conclusión

No cabe duda de que estamos ante un cochazo en términos de espacio, confort, consumos y rendimiento del motor. Como esto está claro, la duda que nos asalta es si compensa comprarse una carrocería familiar cuyas proporciones son exactamente iguales a la versión compacta, salvo el maletero.

Pues teniendo en cuenta la comparativa de precios cuyas diferencias son irrisorias entre unos modelos y otros, nos atrevemos a decir que sí, que compensa. Compensa porque el nuevo Ceed Tourer es un modelo hecho para viajar sin problemas de espacio y no sacrifica para nada la pizca de diversión que demandan todos los modelos modernos.

KIA no falta a su cita con el buen nivel de equipamiento y tampoco defrauda con sus grandes descuentos. No quiero decir que no haya ningún coche familiar de semejantes prestaciones por apenas 22.000 euros, pero sí me atrevo a decir que de haberlo, tienen pocas opciones de competir contra el KIA Ceed Tourer. Motor suficiente, eficiente y más que sobresaliente.

Ficha Técnica KIA Ceed Tourer 1.6 CRD-i GT-Line 115 CV

Motor: Diésel turboalimentado, cuatro cilindros en línea

Cilindrada: 1.598 cm3

Potencia: 115 CV a 4.000 rpm

Par: 280 Nm a 1.500-2.750 rpm

Velocidad Máxima: 192 km/h

0-100 km/h: 11.1 seg

Consumo (urbano/extraurb./mixto): 5.9 / 4,4 / 5 l/100 km

Emisiones CO2: 106 gr/km

Dimensiones: 4.605 / 1.800 / 1.460 milímetros

Maletero: 625-1.694 litros

Peso: 1.425 kg

Cambio: Manual de seis velocidades

Depósito: 56 litros

Precio: 22.085€

Precio unidad probada: 22.605€

¿Preparado para lo siguiente?

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

`Ritmo eléctrico

Pruebas · Kia

Prueba: KIA Niro PHEV – Punto de partida

Pruebas · Kia

Prueba: KIA Ceed – En la senda del triunfo

Pruebas · Kia
Mostrar más