Viaje al pasado: BMW Serie 8 – Una década para el recuerdo

El BMW Serie 8 fue un deportivo alemán producido por entre 1989 y 1999. Para muchos el Serie 8 ha sido uno de los coches más bonitos e históricos que la marca bávara ha construido.

Destripamos la corta vida del BMW Serie 8 y traemos uno de nuestra web. El Salón de Frankfurt de 1989 acogió la presentación de la gama Serie 8. La planta alemana de Dingolfing construyó 30.621 unidades en diez años de los modelos base 840 y 850. BMW llegó a producir un prototipo M8 pero los altos cargos de la marca alemana decidieron que no sería buena idea lanzarlo al mercado.

La versión más básica del Serie 8 era el 840Ci. Contaba con un bloque V8 de 4 litros que entregaba 286 CV y posteriormente en 1996, BMW aumentó su cilindrada hasta los 4.4 litros.

Pero donde de verdad se demostraba el verdadero potencial del Serie 8 era en su modelo 850. Entre 1989 y 1992 se produjeron dos tercios de la gama Serie 8 y la denominación fue 850i cuyo capó escondía un motor V12 de 5 litros y 300 CV. Poco tiempo después nació el 850Ci para aumentar la potencia máxima hasta los 326 CV y mejorar, a partir de 1994, la cilindrada hasta los 5.4 litros.

Aunque pareciera imposible, BMW iba a ser capaz de mejorar aún más las prestaciones del Serie 8. Lanzó en 1992 el BMW 850 CSi cuyo motor contaba con 12 cilindros en V, 5.6 litros de cilindrada y la bestialidad de 380 CV. Este motor ostenta un récord que parece difícil de superar. El motor del 850 CSi ha sido hasta la fecha, el menos vendido en toda la historia de BMW con aproximadamente 1.500 unidades totales vendidas.

Parece imposible pensar que el BMW Serie 8 no tuviera éxito. Lo tuvo pero la explicación puede tener sentido si miramos su coste. El precio de este deportivo era accesible para un porcentaje mínimo de gente. Su poco éxito comercial durante una década completa hizo que BMW cerrase el grifo el 12 de mayo de 1999.

Pero como la esperanza es lo último que se pierde, hay que decir que en 2018 todavía se pueden comprar estos modelos. De segunda mano en AutoScout24 se pueden encontrar auténticas reliquias en un estado inmejorable. Un gran ejemplo es el 850 CSi de 1992 que anticipábamos. Está en Alemania y su precio no supera los 90.000 euros asique seguramente algún adinerado y entendido del motor, consiga hacerse con él.

¿Preparado para lo siguiente?

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Nueva e intimidante generación

Más datos del nuevo eléctrico nipón

Desde 16.300 €

Mostrar más