Todopoderoso

La gama Q7 de Audi vuelve a contar con su versión más prestacional y deportiva. El SQ7 hace gala de un bloque explosivo de 435 CV y 900 Nm al que acompaña de una imagen imponente y una dinámica de conducción sobresaliente.

Pocas días después de anunciar la renovación de la gama Q7, Audi nos trae la versión que tiene visos de convertirse en un clásico dentro de este modelo: el SQ7. Versión que sorprendió a propios y extraños cuando apareció en 2016 no solo por el exquisito rendimiento que ofrecía, con los 435 CV y los 900 Nm de par como punta de lanza, sino también por la manera de entregar todo ese potencial.

Y es que el mastodóntico SUV de 5,06 metros de largo empleaba, además de los dos turbocompresores adheridos al bloque V8, un compresor eléctrico integrado en el conducto de admisión. Elemento este que se alimenta de la energía almacenada en una batería de 48 voltios y cuya principal función es asistir a los dos turbos cuando se necesita disponer de un mayor empuje obteniendo, además, una respuesta inmediata.

Tal es así que los 900 Nm de par máximo que genera (una auténtica bestialidad) están disponibles desde solo las 1.250 rpm y hasta las 3.250 rpm. En combinación con la transmisión automática tiptronic de ocho relaciones, el SQ7 hace gala de unas prestaciones espectaculares, con un 0 a 100 km/h de solo 4,8 segundos y una punta, autolimitada, de 250 km. Todo ello homologando un gasto medio de solo 9,1 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 231 g/km.

Grande, pero ágil

Además de hacer gala de un propulsor exquisito (dotado además de la etiqueta ECO de la DGT), este SQ7 promete, al igual que su predecesor, un comportamiento excelente. Para ello incorpora de serie elementos como la tracción integral quattro con diferencial deportivo, la dirección progresiva variable, la suspensión neumática con altura variable o un equipo de frenos de gran tamaño, con discos delanteros de 400 mm y traseros de 380. Como guinda, entre su catálogo de opciones están el sistema de dirección a las cuatro ruedas, el sistema de estabilización activa que reduce el balanceo o los frenos carbocerámicos.

Fácil de reconocer

Una deportividad que tiene continuidad en una imagen poderosa. Ataviado con las últimas incorporaciones estéticas de su actualización, este SQ7 ofrece detalles exclusivos el efecto aluminio para las carcasas de los retrovisores, la doble salida de escape doble o las llantas de fundición de aluminio con un diámetro de 20 pulgadas montadas sobre neumáticos en medida 285/45.

En el habitáculo, este SQ7 hace gala de su deportividad montando asientos de corte deportivo, molduras en aluminio mate cepillado o tapizados en cuero y Alcántara. Sin coste alguno también aparece el sistema multimedia MMI Navegación plus con la mayoría de funciones de conectividad, mientras que en opción aparecen tanto las inserciones en fibra de carbono, el paquete de iluminación ambiente o los asientos deportivos S plus con reposacabezas integrados, regulación eléctrica de todo tipo y funciones de climatización, calefacción o masaje.

Este SQ7 se pondrá a la venta a finales de verano por un precio que, de momento, no ha sido facilitado.

¿Preparado para lo siguiente?

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

En constante innovación

Noticias

Otro ECO más

Noticias

Rey del mundo

Noticias
Mostrar más