Presentación: Jaguar XE AWD – Con más garra que nunca

La berlina media de Jaguar introduce una serie de mejoras con el objetivo de seguir restando ventas a los todopoderosos modelos alemanes. De todas ellas, la más importante es la inclusión del sistema de tracción integral que, de momento, podrá asociarse con el motor diésel de 180 CV.

Las primeras unidades llegarán al mercado en primavera aunque la marca inglesa ya admite pedidos. El éxito que ha cosechado Jaguar en el último año se debe, entre otros motivos, por el magnífico equilibrio entre comportamiento y seguridad del que ha hecho gala el XE, un modelo que además sirvió para que la marca inglesa regresara al segmento de las berlinas medias.

Pues bien, dado que dicho segmento es uno de los más complicados del mercado, Jaguar ha decidido introducir una serie de evoluciones en su XE para que siga ‘dando guerra’ a los Audi A4, Mercedes Clase C, BME Serie 3, entre otros. Evoluciones que han provocado incluso que el fabricante inglés se refiera al vehículo como ‘Model Year 2017’ aunque no se trate de un coche completamente nuevo.

Apto para cualquier superficie

Entre las modificaciones incluidas, quizá la más importante sea la llegada de la tracción total a la gama. De esta forma, la berlina inglesa sí podrá luchar de tú a tú con sus rivales alemanes, quienes sí cuentan con versiones Quattro (Audi), xDrive (BMW) o 4Matic (Mercedes) en sus modelos.

En el caso de nuestro protagonista, la variante AWD sólo estará disponible, de momento en el motor diésel de 180 CV asociado al cambio automático. Un sistema de tracción, denominado Intelligent Driveline Dynamics, que es el mismo que ya emplean tanto sus hermanos mayores, XF y XJ, como el F-Type o el próximo F-Pace pero que ha sido revisado ligeramente para adaptarse a la ligera estructura del XE. El reparto de fuerza corre a cargo de un sistema multidisco controlado electrónicamente capaz de conectar el eje delantero en menos de 165 milisegundos.

Sí, porque en condiciones normales, el XE AWD seguirá siendo un vehículo de tracción trasera, con la diferencia que, al anticipar una pérdida de tracción, el sistema equilibrará el reparto de par entre ambos ejes aunque enviando siempre un poco más al trasero. Gracias a ello, el XE no sólo conserva su dinamismo y agilidad, sino que mejora su motricidad con el objetivo de ser igual de seguro sobre cualquier terreno.

Más seguro y tecnológico

Pero si se diera la situación en que el sistema de tracción no fuera suficiente, Jaguar también ha mejorado el control de tracción AdSR (Adaptative Surface Response) que distingue entre los diferentes tipos de adherencia al asfalto y el asistente de mantenimiento de, al tiempo que incorpora dos nuevos sistemas: un control de velocidad adaptativo, Adaptative Speed Limiter, o un detector de cansancio para el conductor, Driver Condition Monitor, que detecta y advierte de la fatiga al volante.

A todo ello se añade la inclusión del nuevo sistema de entretenimiento de Jaguar, InControl Touch, que evitará que el XE se quede descolgado a nivel tecnológico. Dicho sistema cuenta con una pantalla táctil de 10,2 pulgadas que ofrece un manejo intuitivo y una rapidez similar a la de los actuales teléfonos inteligentes. También puede configurarse un punto de acceso Wi-Fi en el que poder conectar hasta ocho dispositivos, entre los que también podrá estar el nuevo Apple Watch con el que, además, el usuario podrá disponer de funciones exclusivas como la apertura y cierre del habitáculo, el arranque remoto o conocer el nivel de combustible restante.

Aunque sus primeras entregas no se efectuarán hasta bien entrada la primavera, el nuevo Jaguar XE 2.0 diésel de 180 CV AWD ya puede pedirse con un precio que parte de los 42.400 euros, es decir, 2.539 euros más que la versión equivalente de tracción trasera.

¿Preparado para lo siguiente?

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Nueva e intimidante generación

Más datos del nuevo eléctrico nipón

Desde 16.300 €

Mostrar más