Avance: Mercedes-Benz SL 2012 – Más ligero que nunca

Antes de que acabe el año, Mercedes-Benz habrá presentado el que será el primer modelo producido a gran escala cuyo chasis ha sido construido íntegramente en aluminio.

Se trata de un paso gigantesco en la historia de este modelo y por eso los de Stuttgart ya han comenzado a presumir de todos los beneficios que este material producirá sobre sus capacidades. El significado de sus siglas (Sporty Lightweight) cobrará ahora más sentido que nunca… Mercedes-Benz ha comenzado a soltar con cuentagotas la información técnica sobre el próximo SL, la sexta evolución del modelo original creado en 1954. Los encargados de desarrollar este nuevo biplaza han recurrido al aluminio casi de forma completa (un 89%), provocando un ahorro estimado de 110 kilos en comparación con un coche similar sin este material y de 140 kilos con respecto al SL anterior.

Es cierto que 140 son muchos kilos para perderse de un plumazo, pero también hay que reconocer que la quinta generación (2001) llevaba pidiendo a gritos un plan de adelgazamiento. Sea como fuere, los de Suttgart han conseguido esta espectacular rebaja en el conjunto gracias a este material, que sólo irá acompañado de acero en la estructura del pilar A y de magnesio en la parrilla delantera. Según la marca, éste último material se habría añadido con el fin de mejorar la absorción de impactos en caso de atropellos a peatones.

Mucho más interés provocará saber los motores que Mercedes añadirá a la gama. De momento la marca sólo se ha referido a las versiones SL 350 y SL 500, con lo que cualquier elucubración sobre el propulsor que utilizará en la versión SL 63 AMG quedará para más adelante.

Magic Vision Control

La otra parte tiene que ver con el equipamiento y con las soluciones inventadas por el equipo de desarrollo de Mercedes-Benz. Ideas que, aunque suenan novedosas, no serán más que caros caprichos al antojo de sus clientes. El primero de los equipamientos nuevos es el Magic Vision Control, un limpiaparabrisas “inteligente” que puede evitar las molestas columnas de agua en el centro del parabrisas utilizando canales donde el agua (emitida por el sistema) puede desplazar el agua (de la lluvia) hacia la superficie de contacto del limpia con el cristal. Así el barrido es más efectivo, más rápido, y evita que se creen zonas donde el agua no puede ser retirada con precisión.

Además de esto, el Magic Vision Control añadirá una calefacción auxiliar para las acumulaciones de hielo y nieve, y ofrecerá tres programas diferentes de limpieza (para verano, invierno o al circular descapotado). La diferencia entre uno y otro es la cantidad de agua que el sistema emite para la limpieza y la zona en la que el líquido llega al parabrisas. A mayor velocidad, el chorro de agua llegará a una zona más baja del cristal.

Sonido de más calidad

Más práctico desde luego será el nuevo sistema de sonido ideado por Mercedes-Benz. En esta generación del SL, los altavoces situados en las puertas irán acompañados de otras dos cajas de resonancia alojadas en el espacio para las piernas tanto del conductor como del acompañante. De esta forma el sonido puede apreciarse más claramente y con mayor calidad cuando circulamos sin capota, ya que el aire no interfiere de una manera tan directa en la onda de sonido.

Esta opción se podrá combinar con el equipo de serie (seis altavoces y 100W) o con los avanzados sistemas de sonido ofrecidos por Harman Kardon (600 watios y ocho altavoces) o Bang&Olufsen (940 watios y 12 altavoces).

¿Preparado para lo siguiente?

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Pura esencia

Salta el charco

Clase alta

Mostrar más