Gas para el aire acondicionado del coche

El aire acondicionado del coche convierte el aire caliente del exterior en aire frío, y viceversa.

Su sistema tiene forma de un circuito cerrado por el que circula un gas refrigerante con propiedades especiales que determinan su seguridad, eficiencia, aplicabilidad e impacto medioambiental. Hasta hace poco el gas mas utilizado era freón R-12, pero debido a su efecto destructivo sobre la capa de ozono y contribución al efecto invernadero fue sustituido por un equivalente más ecológico, el R-134a.

Cómo es el R-134a, el mejor gas para el aire acondicionado del coche

Se trata de una sustancia gaseosa que pertenece a la familia de hidrofluorocarburos (HFC) y, como su propio nombre indica, se compone por hidrógeno (H), flúоr (F) y carbono (C). Además de ser un excelente refrigerante, el gas R-134a es muy eficiente desde el punto de vista energético, puesto que puede funcionar a presiones más bajas que el resto de los gases HFC, es estable químicamente y no contiene átomos de cloro en su composición, siendo totalmente inocuo con la capa de ozono (su ODP, o potencial de agotamiento de ozono, es igual a cero).

Propiedades termodinámicas del gas para aire acondicionado de coche

Este refrigerante de ultima generación y muy respetuoso con el medioambiente tiene otras excelentes propiedades termodinámicas, entre las que destacan su mayor conductividad de calor en comparación con R-12 y muy bajo nivel de humedad (menor de 0,001 %), por lo que el sistema de aire acondicionado del coche estará libre de corrosión. Considerado el mejor gas para el aire acondicionado del coche y también el más ecológico, el R-134a no es tóxico, ni explosivo, ni tampoco irritante, además de ser ignífugo y totalmente inodoro, por lo que es particularmente indicado para los sistemas de refrigeración en automóviles. Siendo el gas para aire acondicionado del coche que mejor funciona, el R-134a sin embargo ofrece una capacidad frigorífica algo inferior a la del R-12 y requiere un compresor más grande que otros refrigerantes de la familia HFC.

Cómo funciona el refrigerante para el aire acondicionado del coche

Un compresor mecánico, que utiliza la potencia del motor para funcionar, comprime el gas refrigerante subiendo su temperatura y obligándolo a recorrer todo el circuito del aire acondicionado. Por el camino el gas entra en el condensador, donde se enfría y se convierte en líquido. Después pasa por el filtro secador, cuyo cometido es bajar el nivel de humedad y filtrar las impurezas que contiene el refrigerante en estado líquido. Al salir del secador, el R-134a se dirige al evaporador donde se calienta y se transforma en gas para entrar de nuevo en el compresor y repetir el ciclo.

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Qué es la velocidad máxima

Gasolinas Baratas

Motor tuning

Mostrar más