Compra tu Ford Focus diesel de ocasión en AutoScout24

Ford Focus diesel

Ford Focus diesel, en constante evolución

La gama Focus lleva en el mercado desde 1998 y está considerada una de las más reconocibles de la firma norteamericana. Presentada como la propuesta compacta de Ford, este modelo evolucionaba desde el Escort y presentaba una clara vocación urbana. En 2010 apareció la tercera y última generación hasta la fecha, de la que en 2014 surgió la versión más reciente. Se trata de un coche con carácter utilitario y enfocado principalmente a un público juvenil o a familias reducidas (existe una versión familiar). Sigue el patrón de los Hatchback actuales.

Una revisión elegante incluso en coches usados

Como comentábamos, en 2014 salió al mercado la última versión disponible del Focus diésel. La multinacional de Michigan ha apostado en esta ocasión por ofrecer una imagen más refinada y elegante, dejando a un lado el aspecto tradicionalmente desenfadado de esta gama. Encontramos así un radiador que recuerda poderosamente a los de la firma Mercedes-Benz y unas líneas horizontales en la carrocería similares a las del Seat León. Por su parte, el interior ha ganado en comodidad y el conductor cuenta con una distribución más práctica de los principales comandos del coche.

Diésel, el consumo más racional

Aunque en los últimos tiempos todas las casas automovilísticas han puesto especial énfasis en reducir los índices de consumo de sus vehículos, los coches diésel o de gasóleo siguen siendo los más efectivos en este punto. Los menores costes de refinamiento y la menor carga fiscal (por cuanto contamina menos que la gasolina) convierten al gasóleo en un combustible más asequible y por tanto los vehículos usados que emplean motores diésel cuentan con un mantenimiento más económico. El Focus completa estas bondades con la tecnología EcoBoost, reduciendo emisiones incluso con cambio automático.

Así responde el Focus diésel

En este sentido, los coches usados Ford Focus diesel cuentan con un motor de 2,0 litros que cuenta con una potencia básica de 150 CV. Esta innovación llegó precisamente con la versión de 2014, consiguiendo un menor consumo de combustible al combinarse también con el sistema de parada y arranque automático del motor. También existe un motor de 1,5 litros que rebaja la potencia hasta 120 CV, dejando el consumo medio en tan solo 3,8 l/100 km (el motor más sencillo, de 1,0 litros y 95 CV, también se mueve en estos niveles).

Las líneas más populares de Ford

A pesar de la decidida apuesta de la última década y media por los compactos, el corazón de Ford siguen siendo los vehículos de mayor tamaño. También en ellos se observa un interesante desarrollo de los motores diésel, lo que permite encontrar automóviles usados con buenos ratios de eficiencia. El Kuga (monovolumen con aires de vehículo familiar) o el Mondeo (la berlina por excelencia) son pues los buques insignia del catálogo de Ford. No obstante, las versiones diésel del Ford Fiesta también gozan de gran aceptación en el mercado.