Semirremolque portacontenedores

Los semirremolques son, fundamentalmente, remolques que necesitan engancharse a una cabeza tractora, es decir, carecen de eje delantero, de cabina y de motor que los impulse, por lo que puede decirse que están exclusivamente destinados a la carga. En concreto, esta es la variedad que está específicamente diseñada para llevar contenedores de mercancías como, por ejemplo, los utilizados habitualmente para el transporte internacional por vía marítima. Debido al auge de esta fórmula, no es de extrañar la elevada demanda que poseen en el mercado de vehículos de segunda mano.


Breve historia acerca de los semirremolques portacontenedores

La historia de los semirremolques portacontenedores está estrechamente ligada a la del transporte marítimo internacional moderno. Evidentemente, este modelo lleva vigente desde hace siglos, pero ha sido durante el siglo XX cuando ha logrado afianzarse plenamente. En concreto, este tipo de vehículos destinados al transporte de estos contenedores empiezan a verse durante la década de los sesenta, aunque su expansión definitiva se produjo un poco más tarde, en los ochenta. Y es que, a partir de entonces, la combinación de los sistemas terrestres y marítimos se vuelve indispensable.


Principales fabricantes de semirremolques portacontenedores

Lo cierto es que, hoy en día, la cantidad de marcas especializadas en la fabricación de semirremolques portacontenedores es realmente considerable. De hecho, debido al auge de este tipo de transporte, cada vez son más las que, en colaboración con los productores de contenedores, crean este tipo de dispositivos destinados a cargarlos por vía terrestre.

En primer lugar, cabe hacer mención a TRAINAR, una firma que surge en 1997 y que, gracias a la calidad, durabilidad y fácil control de su modelo Pacton, ha logrado una gran reputación dentro de Europa. Lo mismo sucede con la gama Flex, dentro de la cual destaca el modelo Flex-XL, especialmente destinado a transporte pesado.

Pero hay otras marcas que también merecen ser citadas, como es el caso de Prim-Ball y Lecitrailer. Ambas han avanzado enormemente en la fabricación de semirremolques portacontenedores que ofrecen un excelente comportamiento en la carretera y que son tan demandados de segunda mano como nuevos.


Ensambles y tipos de semirremolques portacontenedores

En el mercado es posible encontrar un buen número de semirremolques portacontenedores cuya principal diferencia radica en la longitud y en el número de ejes. En concreto, están formados por entre 6 y 10 ruedas, es decir, por entre 3 y 5 ejes, y cuentan, además de con una plataforma de carga, a la cual se fija el contenedor mediante una serie de anclajes, con un enganche para la cabeza tractora. Esta es la responsable de que pueda moverse.


Principales innovaciones en semirremolques portacontenedores

Hasta hace no demasiado tiempo, los semirremolques portacontenedores poseían una longitud fija que oscilaba entre los 20 y los 45 pies, es decir, entre los 6 y los 13,7 metros, aproximadamente. Sin embargo, varias son las marcas como TRAINAR que han logrado crear vehículos de este tipo extensibles. Esto se traduce en que el transportista puede ajustar las dimensiones de su semirremolque en función del tipo de carga, es decir, ya no es necesario especializarse en un único tipo de compartimento de mercancía.


Conclusiones

En definitiva, los semirremolques portacontenedores se han convertido en vehículos sin motor absolutamente indispensables en el ámbito del transporte terrestre de mercancías. Y es que, gracias a ellos, es posible diseñar planes integrales que se ajusten también con el marítimo. Sin duda, esta es la razón principal por la que gozan de tanta demanda en el mercado de vehículos usados.

Volver arriba