Semirremolque

La historia del semirremolque

Actualmente no hay demasiadas dudas acerca de cuál es el principal medio de transporte de mercancías en carretera. El semirremolque acoplado a una cabeza tractora impone su utilidad, aunque no siempre fue así. Este tipo de complemento para camiones, que se diferencia por apoyar parte de su peso sobre el vehículo de arrastre, comenzó a popularizarse en la segunda década del siglo XX, coincidiendo con los avances en camiones de transporte. Sin embargo, todavía entonces no tenían ni la versatilidad ni la capacidad que presentan actualmente, por lo que sus usos eran muy limitados.


El semirremolque en la actualidad

Lo que define actualmente a este método de transporte de mercancías es la cantidad de usos diferentes y configuraciones que ha adoptado. La industria automotriz ha apostado claramente por los semirremolques, y es que una misma cabeza tractora puede trabajar con accesorios para llevar contenedores, líquidos o cualquier otro tipo de material, lo que aumenta las posibilidades de los trabajadores de una forma increíble. Además, el semirremolque cuenta con todas las medidas de seguridad necesarias para garantizar que sus operarios puedan trabajar de la mejor forma sin necesidad de complicarse demasiado.


Principales fabricantes de semirremolques

En el mercado de vehículos de segunda mano es posible encontrar modelos muy diferentes que se adaptan sin ningún tipo de problemas a las necesidades más variadas de los trabajadores. Pero dentro de la inmensa lista de modelos y fabricantes siempre hay algunos fabricantes que se destacan por encima de los demás. Buscar sus modelos es siempre garantía de éxito, ya que han superado la prueba de uso de los mejores profesionales del sector. Así, por ejemplo, los semirremolques fabricados por Helvetia gozan de un reconocimiento realmente reseñable. Estos accesorios adoptan todo tipo de formas, ya que la empresa no deja fuera de rango de acción ningún sector del transporte. Otras compañías que se han ganado a pulso un nombre en el sector de la producción de semirremolques son Antonini, Bianchi o Coopertan, firmas que hay que seguir de cerca para encontrar siempre los mejores modelos.


Tipos de semirremolques más buscados

En el mercado existen modelos que destacan por encima de los demás por su utilidad y popularidad. Así, son muchos los usuarios que desean encontrar un semirremolque para el transporte de contenedores. Este tipo de complemento está diseñado como una base fija que apoya su parte frontal en la cabeza tractora contando con las dimensiones y los sistemas de agarre necesarios para fijar la carga. Los de tipo frigorífico o los cisterna son también muy demandados, por lo que conviene tenerlos vigilados cada vez que irrumpen en el mercado.


Diferentes configuraciones del semirremolque

Debido a su versatilidad, la realidad es que se pueden encontrar construcciones muy diferentes que adoptan la forma de un semirremolque, por lo que es necesario tenerlas todas presentes. El tipo más común de semirremolque que suele salir de las fábricas de las empresas especializadas es el de tanque. Este porta en su zona superior un cajón que puede estar hecho de acero inoxidable u otros materiales. La carga se deposita en su interior consiguiendo que quede protegida del exterior en grado máximo. Los de plataforma son como los anteriores pero sin cajón. Son muy aconsejables para el transporte de piezas que superarían los límites del cajón o para aquellos elementos que no necesitan de la protección del mismo.


Algunas configuraciones especiales

Es posible encontrar semirremolques adaptados a un buen número de necesidades. Por ejemplo, los que cuentan con una cisterna para el transporte de líquidos son muy útiles en industrias como la alimentaria o en el transporte de agua. También hay modelos adaptados al trabajo con hormigón. Un último tipo de semirremolque destacable es el que dispone de volquete. Este es muy popular en el mundo de la construcción, ya que permite transportar escombros, arena o cualquier otro elemento, aportando al mismo tiempo una gran capacidad de carga.


Conclusión

Tanto la versatilidad del semirremolque como su capacidad para adaptarse a los usos más diferentes son características que explican que se haya convertido en los últimos años en una pieza indispensable para la industria del transporte. Su presencia en el mercado de vehículos usados también se debe a ello, y es que existen modelos que están listos para solucionar cualquier necesidad que se le pueda presentar a un profesional.

Volver arriba