Algunos datos sobre la empresa Schmitz Cargobull

En el año 1892 Melchior Schmitz fundó la empresa Schmitz Cargobull, orientada desde sus orígenes a la fabricación de remolques. La calidad de sus productos y la visión emprendedora de su propietario fueron las principales razones que llevaron a esta empresa a iniciar la actividad exportadora y en el año 1978, sus vehículos ya eran conocidos y valorados en muchos países europeos.
El motivo de su éxito radica no solo en la calidad de sus productos, sino en la capacidad que han tenido para adaptarlos a usos específicos y necesidades empresariales concretas. Este es el caso de los semirremolques SKO que están diseñados y fabricados para transporte de productos perecederos o delicados.


Los semirremolques refrigerados SKO

El buen aislamiento que ofrecen los semirremolques SKO se debe a la tecnología Ferroplast® que incorporan. Los paneles que constituyen la estructura de los vehículos están formados por capas de espuma de poliuretano y capas metálicas en el exterior. El resultado es un habitáculo con un aislamiento muy bueno, fácil de limpiar, fácil de reparar y muy resistente.
En el interior del semirremolque se coloca el equipo de refrigeración, adaptado a los requerimientos de cada cliente. Las diferentes opciones entre las que se puede elegir incluyen siete paquetes diseñados para las siguientes situaciones: transporte por carreteras con malas condiciones, resistencia en condiciones difíciles de carga y descarga, consumo energético optimizado, mantenimiento de condiciones óptimas para transporte de productos frescos, ahorro de costes en distancias cortas, ahorro en transporte en ferry y soluciones de transporte de alta calidad.


Otros remolques SKO

Los remolques para reparto de correo y paquetería son otro de los modelos que se fabrican con la denominación SKO. Aprovechan las ventajas de la tecnología Ferroplast® para garantizar el perfecto aislamiento y proteger así los productos. Están además provistos de sistemas antirrobo y de diferentes modelos de puerta para facilitar la carga y descarga.
Los SKO para transporte en la ciudad están diseñados para el transporte de productos frescos refrigerados. Además de las ventajas ya señaladas de aislamiento, tienen muy buenas condiciones de maniobrabilidad, adaptándose así a las condiciones de transporte requeridas en la ciudad. El interior puede estar dividido en zonas de diferentes temperaturas y el suelo está fabricado con un material que absorbe los ruidos. Son fáciles de limpiar y el proceso de carga y descarga se realiza de forma sencilla.


Volver arriba