Remolques cisterna para líquidos

Un Remolque cisterna es aquel que está preparado para el transporte de líquidos o gases. Estos llevan una cisterna diseñada para cargar los fluidos de manera segura y almacenarlos en óptimas condiciones durante lo que dura el traslado. Los remolques con cisterna pueden ser llevados por coches o por camiones, aunque este último caso es el más usual dadas las aplicaciones industriales derivadas y los grandes volúmenes a transportar. Normalmente, las grandes cisternas para el transporte de líquidos Van montadas en semirremolques que se unen a una cabeza tractora. También están los camiones que pueden llevar la cisterna adicional de modo independiente, conformando un vehículo articulado o tren de carretera.

Usos de este tipo de remolques

Hay muchas aplicaciones para estos remolques cisterna, ya que se transportan todo tipo de líquidos. Por ejemplo, entre los más habituales figura el agua, para usos de riego o ganadero. En este caso suelen ser todoterrenos o Tractores los que llevan estos remolques, que no son de un tamaño muy grande. Además, en ganadería son habituales las cisternas para purines, también tiradas por tractores. Por otra parte, los modelos de gran tamaño son empleados a nivel industrial o de construcción, para transportar agua, productos químicos o combustibles. Por ejemplo, son los más usados por las compañías petroleras para la distribución de gasolina en las estaciones de servicio. Estos remolques cisterna tienen mayores sistemas de seguridad porque los fluidos que llevan entrañan riesgos potenciales, aunque está actualmente muy controlado.
Volver arriba