La fiabilidad de la ingeniería alemana.

Mercedes es la compañía más antigua del mundo en el sector de la automoción. Después de ciento veintiséis años, sigue gozando de una salud excelente: Mercedes es uno de los líderes del mercado de automóviles de gama alta. Esta posición, mantenida a lo largo de las últimas cinco décadas, es consecuencia de una decidida y constante apuesta por la excelencia, uno de los rasgos diferenciadores de la compañía de la estrella de tres puntas. Los turismos de la marca alemana combinan la solvencia y fiabilidad de una tradición automovilística pionera en el mundo, con un elegante diseño de clasicismo atemporal. Abierta no obstante a las innovaciones técnicas y a las tendencias estéticas del mercado, Mercedes ha ampliado su catálogo para extender su sello en segmentos más amplios del mundo de la automoción. Buen ejemplo son las Clases A y B de monovolúmenes, o la Clase G de todoterrenos. Allí donde se propone operar, Mercedes sabe ganarse un merecido prestigio y el sincero reconocimiento de millones de usuarios.

Furgonetas, camiones y motores

Si bien la división de turismos de gama alta es su buque insignia, la firma alemana también es una veterana fabricante de vehículos comerciales, autobuses y motores tanto para la industria militar como para el automovilismo deportivo. Las furgonetas Mercedes han alcanzado una importante cuota de mercado en el segmento de los vehículos de transporte. “Vito” o “Sprinter” son modelos que se cuentan entre los más populares y reconocidos por los profesionales de la distribución en todo el mundo. También lo son sus camiones: los “Actros” y “Axor” pueden considerarse verdaderos “tops” en el sector de la logística. Pero la variedad de Mercedes no queda ahí. Pocos sabrán que antaño la mítica firma automovilística llegó a construir motores para zepelines. Hoy sigue fabricando motores para la industria de la aviación, así como para el sector militar y para el automovilismo de competición. Mercedes posee su propia escudería de Fórmula 1 pero también la emblemática casa McLaren incorpora motores Mercedes en sus vehículos.
Volver arriba