Principales usos del tractor clásico

Un Tractor clásico es un vehículo especial que aporta la potencia y la tracción necesarias para poder mecanizar las labores agrícolas. Su incorporación a las tareas del campo, a principios del siglo XIX, supuso una auténtica revolución al lograr disminuir notablemente el trabajo más duro del agricultor. El tractor realiza diferentes trabajos en el campo, en función del apero que utilice. Estos se colocan normalmente en la parte posterior del tractor y pueden servir para que este actúe como arado, segadora, abonadora o empacadora, entre otros usos. Los Tractores también se utilizan en trabajos de construcción. La evolución del tractor ha sido enorme en los últimos tiempos, afectando a la potencia del motor, al tamaño del vehículo, a las ruedas, a los mecanismos de accionamiento y a la cabina de conducción.

Fabricantes de tractores clásicos

Algunas empresas de Maquinaria agrícola como John Deere han sido y son una referencia internacional en la fabricación de tractores. Fabrican diferentes tipos, con una gran variedad de modelos. Entre ellos destacan los tractores compactos y los tractores de gran tamaño, todos ellos con motores de diferente potencia y con funcionalidades diferentes. Fendt es otra empresa muy importante en la fabricación de tractores y fabrican vehículos pequeños y de poca potencia, muy utilizados en viñedos; tractores de tamaño y potencia medios, para campos de cultivo y modelos grandes y potentes, con capacidad de incorporar múltiples aperos y con cabinas muy modernas, destinados a las grandes extensiones de terreno.
Volver arriba