Desbrozadora forestal

Las desbrozadoras forestales son máquinas que se utilizan para eliminar la vegetación eventual no deseada de jardines, parcelas y todo tipo de terrenos. Sus características varían en función de la clase de vegetación a eliminar y de las condiciones del terreno donde se desarrolla el trabajo.


La primera desbrozadora forestal. Fabricantes y modelos actuales

Después de observar cómo un jardinero era atacado por una serpiente mientras cortaba las hierbas de su jardín con unas tijeras de podar, George C. Ballas decidió idear una herramienta para cortar la hierba de manera más rápida y segura. Primeramente, experimentó con un prototipo hecho a partir de hilos de pescar predispuestos en los agujeros de una lata de maíz, que, a su vez, estaba conectada al rotor de una bordeadora de césped. Cuando llevó este artilugio a la práctica, pudo comprobar que cortaba la hierba con una gran eficiencia. En 1971 fundó la compañía Weed Eater, la cual obtuvo un gran número de ventas, hasta que en 1976 vendió su patente a Emerson Electric.

Sumamente aconsejables tanto para las labores forestales como para el uso particular en jardines, los modelos de desbrozadoras de la actualidad son más fiables y seguros gracias a su mayor eficiencia, además de cumplir con los estándares CE. Los profesionales del sector forestal y los propietarios de jardines y parcelas pueden optar por el mercado de vehículos de segunda mano para adquirir este tipo de máquinas a un precio considerablemente menor al de fábrica. Uno de los fabricantes de desbrozadoras más conocidos es Jonsered, que ofrece una extensa gama con modelos ampliamente demandados, como la GT 2128, que se distingue por su excelente ergonomía, lo que permite llevar a cabo el trabajo con mayor precisión.

En cuanto a las desbrozadoras que van acopladas a tractores, la marca Picursa, referente en la producción de maquinaria agrícola y forestal, propone varios tipos de desbrozadoras, entre ellas, una desbrozadora forestal de cadenas, especialmente indicada para tractores de 60 a 120 CV de potencia, con una anchura de trabajo de 1400 a 2000 milímetros. Además, se caracteriza por ser muy sólida y robusta. Otras marcas populares son Emak, Agram y Makinor.


Tipos de desbrozadoras forestales

Es posible distinguir dos tipos de desbrozadoras: las que se acoplan a la toma de fuerza de un tractor y las portátiles. Las primeras pueden ser de cadenas, cuchillas o martillos, en función del mecanismo de corte que incorpore. Además, pueden estar acopladas a un brazo hidráulico o al propio bastidor del vehículo tractor.

Las desbrozadoras portátiles son máquinas de hasta 14 kilogramos de peso. Por lo general, para facilitar su manejo, la carga de una destrozadora portátil se halla equilibrada a través de un largo brazo, y los usuarios la portan enganchada a un cinturón sujeto a los hombros y a la espalda. A la hora de decantarse por un modelo u otro en el mercado de vehículos de ocasión, es preciso tener en cuenta las dimensiones del terreno sobre el que se trabaja, así como el tipo de vegetación que se pretende eliminar.


Labores de desbroce más cómodas, efectivas y seguras

Las desbrozadoras forestales actuales se emplean para eliminar maleza, arbustos y matorrales de bosques, zonas de cultivo y otro tipo de superficies rurales. Una desbrozadora forestal dispone de un tubo de transmisión que la dota de una mayor maniobrabilidad en lugares en que la vegetación es muy densa.

El ángulo del cabezal de engranajes facilita las labores de derribo en la dirección adecuada. En el caso de las desbrozadoras portátiles, un acelerador activado por el pulgar facilita en gran medida las tareas de desbroce. Hoy en día, hay disponible una amplia variedad de diseños de desbrozadoras que incorporan nuevas mejoras, proporcionando una mayor eficiencia respecto a las primeras máquinas fabricadas durante la década de los setenta.

Volver arriba