Una herramienta muy útil para cosechar patatas

Una cosechadora de patatas es una herramienta agrícola autopropulsada o arrastrada por un tractor, que permite recolectar estos tubérculos del subsuelo. Lo que hace es penetrar en la tierra para arrancar los plantones, desprender la tierra y los restos de la planta, y ofrecer la patata limpia al usuario.
Son máquinas muy avanzadas cuyo uso está ampliamente distribuido, sobre todo en grandes extensiones de cultivo donde se ahorra mucho tiempo y dinero.


Necesidad de estas máquinas

Las patatas son tubérculos que crecen bajo la tierra a unos centímetros de la superficie, por lo que es un tedioso trabajo extraerlos.
Antes se realizaba manualmente, e incluso hoy en día se hace con ayuda de una azada en huertos pequeños, pero supone un gran esfuerzo para los que realizan la tarea. Por ello se requieren las modernas cosechadoras de patatas, que gracias a las últimas tecnologías aplicadas, pueden llevar a cabo el trabajo de cosecha de manera rápida y eficaz.


Características de estas cosechadoras

Las cosechadoras de patatas tienen un mecanismo sacador que consta de unas cuchillas y rejillas, encargadas de cortar el suelo por debajo de los tubérculos y arrancar las plantas. Después está la parte transportadora, por la que se dirigen las plantas eliminando los restos de terrones y materia vegetal más gruesa.
Posteriormente está el sistema de selección, donde pasan por mallas y sacudidores que eliminan todos los restos de plantas y se quedan con las patatas. Una vez limpias pueden trasladarse a una tolva para su almacenamiento en la propia máquina o bien expulsarlas al terreno para su recolección manual, dependiendo del tipo de cosechadora que se utilice en cada caso.


Distintos tipos de cosechadoras de patatas

En el mercado se pueden encontrar cosechadoras de patatas diferentes según su funcionamiento. Las denominadas hiladoras o alineadoras son aquellas cosechadoras que sacan las patatas y las limpian, pero las dejan en el suelo en una fila ordenada listas para su recogida manual.
También están los modelos elevadores, que entregan la patata limpia a un medio que las transporta, como por ejemplo una cinta que las deja en un depósito.
Ambos tipos están disponibles como maquinaria de arrastre para un tractor, o bien en modelos autopropulsados. Estas últimas cosechadoras pueden llevar diferentes motores, aunque los más comunes son los de gasolina. No obstante, también hay algunas máquinas que funcionan con propano, con biodiésel o incluso con alcohol.


Volver arriba