Las abonadoras herramienta indispensable para el cultivo

Se conoce con el nombre de abonadora a la máquina que en las labores de agricultura se utiliza como método de distribución de todo tipo de abonos, ya sean orgánicos, como el estiércol o el compost, químicos, como la urea, o minerales utilizados como mejora para el suelo como la cal.
Por lo tanto, las abonadoras realizan una acción primordial mediante la incorporación de materias fundamentales al suelo que aumentan su fertilidad y aceleran el desarrollo de los cultivos. Este tipo de maquinaria funciona a partir de algún tipo de tracción para lograr accionarla, ya sea mecánica a través de un tractor, animal o incluso manual en los modelos más ligeros.


Tipos y partes de una abonadora

A grandes rasgos podemos diferenciar tres tipos de abonadoras, comenzando con los modelos centrífugos, que a través de un mecanismo que realiza un movimiento rotatorio de forma horizontal, recibe el fertilizante desde la tolva y lo esparce sobre la superficie determinada utilizando la fuerza centrífuga. Un segundo tipo de abonadora serían las de arrastre, que mediante un sistema de cadenas de varillas situado en el fondo de una tolva de gran tamaño desplaza el fertilizante hasta los esparcidores, que seleccionan el material orgánico y los distribuyen por el suelo.
Un tercer modelo sería el de las abonadoras de aplicación localizada, que habitualmente forman parte de una Sembradora o un Cultivador y que trazan surcos en el terreno a cultivar en los cuales depositan el fertilizante antes de taparlos. Las abonadoras habitualmente están compuestas por determinados elementos como un chasis o bastidor, una tolva o depósito generalmente de forma cónica, un esparcidor, un sistema de rodaje y un mecanismo de enganche para acoplarlo al método de tracción seleccionado.


Fabricantes reconocidos

Existen numerosas marcas en el mercado mundial que son reconocidas por su prestigio y experiencia en la fabricación de abonadoras. Entre ellas destacan las compañías españolas Aguirre, Cleris, Solá, Howard Ibérica y Segués, las francesas Agric, Sulky y Kuhn, la alemana Amazone, la danesa Bogballe, la holandesa Vicon y la noruega Kverneland.
Entre algunos de los modelos más destacados del mercado se encuentra la abonadora suspendida serie DP44 de Aguirre, un modelo centrífugo de doble plato y regulable en tres niveles, hidráulico, proporcional al avance y sistema de peso en continuo. Este modelo está disponible con una tolva metálica con capacidades de 1.900, 2.700 y 3.500 litros, y entre su equipamiento de serie se encuentra un mando hidráulico independiente de lado izquierdo y derecho, un agitador de bajas revoluciones, discos y paletas en acero inoxidable y un caudal máximo de distribución de 350 kgr/min.
Otro modelo a destacar es la abonadora centrífuga ZA-X de Amazone, con capacidades de tolva de 600, 900 y 1400 litros y con la opción de añadir una sobretolva para aumentar esta capacidad. Entre sus características más importantes llaman la atención las paredes lisas y de gran pendiente de las tolvas que permiten una altura de llenado de solo 91 cm, garantizando un flujo uniforme de abono, al igual que los discos, paletas y chapas deflectoras fabricadas en acero inoxidable.


Volver arriba