Ofertas en maquinaria adaptada a todo tipo de trabajo agrícola

Para entender la evolución y comprender el servicio que realizan hoy en día las máquinas agrícolas hay que remontarse al momento en que la tecnología de tracción por vapor sustituye a las fuerzas animales en el campo. No obstante, es la aparición del motor de combustión lo que permite la diversificación y la optimización real de todas estas tareas, dando lugar a máquinas agrícolas tan útiles como dispares en la realización de los múltiples trabajos que requiere el campo. Surgen así las cosechadoras, máquinas versátiles que permiten cortar, recolectar y separar el grano en movimiento, permitiendo una evidente reducción del tiempo de cosecha y de la cantidad de mano de obra. Bien conocidos por todos son los tractores, cuya fuerza motora sustituye la fuerza animal o humana en labores de transporte o tracción; o las vendimiadoras, que pueden trabajar los viñedos recolectando, triturando y separando la parte sólida de la uva al mismo tiempo. Queda ilustrado de esta forma que los servicios de este tipo de maquinaria no solo responden a la mejora de tiempos y disminución de la mano de obra necesaria, sino a la agrupación de tareas y su consiguiente reducción de costes.

Principales fabricantes de máquinas agrícolas.

No se puede hablar de máquinas agrícolas sin mencionar la casa más importante de fabricantes de este tipo de vehículos, que no es otra que John Deere. La marca estadounidense no solo es pionera en el lanzamiento de máquinas agrícolas al mercado, sino que sus colores verde y amarillo son icónicos dentro del mundo de la agricultura. También son importantes en el desarrollo y distribución de este tipo de maquinaria las casas New Holland o Case Internacional, ambas fusionadas hoy en día bajo el sello Fiat Industrial. Cabe señalar la innegable importancia de la tecnología estadounidense en este ámbito, pues su preocupación por la recolección y el tratamiento de cereales dio lugar al germen y a la posterior evolución de las máquinas agrícolas, sin cuya ayuda los trabajos del campo a los niveles de exigencia actuales del mercado serían imposibles.
Volver arriba