Orugas

Antecedentes de los vehículos sobre orugas. Fabricantes y modelos

En el año 1826, el ingeniero inglés George Cayley patentó una oruga mecánica bajo la denominación de universal railway, ferrocarril universal, en castellano. Años más tarde, concretamente, en 1837, un inventor ruso llamado Dmitry Zagryazhsky realizó un boceto de un vehículo especial con tramos móviles, que patentó ese mismo año. No obstante, debido a la falta de fondos, no pudo hacer realidad este prototipo.

Ya en el año 1846, James Boydell, ingeniero británico, patentó otro diseño de oruga al que llamó ""rueda ferroviaria sin fin"". Asimismo, Alvin Lombard creó una oruga que funcionaba de modo más eficiente, patentándola en el año 1901. Tras obtener algunas ventas en el Reino Unido, la patente fue adquirida por Holt en el año 1913, lo que permitió que este fabricante fuera conocido como el inventor del tractor de oruga.

Este tipo de vehículo pesado es un pilar fundamental en el sector de la construcción, tanto en los movimientos de tierra para todo tipo de urbanizaciones como para las tareas forestales en la construcción de carreteras y caminos. Además, están muy presentes en el sector de la minería. Caterpillar, Komatsu, Volvo, Terex, Liebherr, John Deere, Case, Hitachi, Sany, Sandvik y Zoomlion son algunos de los fabricantes más prestigiosos de vehículos pesados, entre ellos, potentes tractores sobre orugas que se encuentran a precios más atractivos en el mercado de vehículos de ocasión, lo que supone un cuantioso ahorro para los profesionales, administraciones y negocios del sector.

Alguno de los modelos que han gozado de confianza por parte de los profesionales son el Caterpillar D6M Xl, el Komatsu D31S 16, el Liebherr PR764 o el Case 650K, cada uno con sus características específicas, por lo que se adaptan mejor a unos trabajos que a otros. Y es que el mercado, incluido el de vehículos usados, ofrece un amplio abanico de estos auténticos titanes tan necesarios para tareas de gran desempeño y exigencia. Conviene recordar que, debido a la menor presión que este tipo de vehículos ejerce sobre el terreno, repartiendo el peso y aumentando la adherencia, logran llevar a cabo trabajos que serían muy complicados o imposibles por otros medios. Además, son capaces de girar en un radio tan amplio como su propia anchura.


Características y tipos de oruga

Resulta evidente que los vehículos sobre orugas optimizan la distribución del peso y, aunque son más lentos que los vehículos convencionales que van sobre ruedas, permiten desempeños más fiables y seguros sobre suelos irregulares y de fácil hundimiento. Las orugas se desplazan a través de una dirección que consta de dientes, como si se tratase de un engranaje. La rueda de transmisión, que se mantiene fija, puede ir tanto en la parte trasera como en la delantera. En un extremo opuesto de la unidad se halla la rueda tensora, que no tiene una posición fija. Los ángulos de las ruedas tensoras de la parte trasera o delantera, según el lugar donde se ubiquen, permiten subir por cualquier obstáculo.

Las orugas actúan de manera eficiente debido al sistema de suspensión, que puede ser de dos tipos: Christie o Vickers. Las suspensiones Christie emplean ruedas de grandes dimensiones sobre las que se apoya la oruga. Estas suspensiones es posible apreciarlas por las secciones que caen sobre cada rueda, encorvándose sobre la polea tensora y la rueda motriz.

Por su parte, las suspensiones Vickers cuentan con una serie de rodillos de retorno de menor diámetro, que mantienen el nivel de la oruga entre la rueda de transmisión y los tensores. Conviene recordar que los rodillos constituyen un elemento muy importante para este tipo de maquinaria, ya que la guían durante su funcionamiento. El tipo de vehículo que se carga sobre el sistema de oruga determina el tipo de rodillo más apropiado.


Sistemas de oruga cada vez más eficientes

Las innovaciones en los sistemas de oruga se han sucedido desde sus orígenes hasta llegar a nuestros días, donde el equilibrio entre productividad y eficiencia está alcanzando cotas muy elevadas. El resultado se traduce en una mejor tracción y menor deslizamiento, más flotación y menos compactación, con diseños que presentan notables ventajas competitivas.

De hecho, los modelos de oruga de última generación distribuyen el peso del vehículo con mayor uniformidad y eficacia que los sistemas de oruga de hace décadas, reduciendo la compactación del suelo. Esto proporciona múltiples ventajas, como la mejora de la tracción y la flotación, y una movilidad más suave y dinámica. Además, los nuevos sistemas de transmisiones disminuyen la fricción, el calor y el desgaste, lo que repercute en gran medida en la mayor durabilidad de la máquina.

Los motores diésel turboalimentados ofrecen también un rendimiento óptimo, alcanzando potencias muy elevadas, a la vez que cumplen con la normativa de emisiones. Los fabricantes también se centran cada vez más en ofrecer la mayor comodidad posible a los operadores, con cabinas más espaciosas, asientos ajustables en altura e inclinación, y una mejora general de la disposición de los mandos.

A la hora de decidirse por algún tipo de maquinaria pesada sobre orugas, es posible aprovechar las ventajas que ofrece la red, accediendo a un amplio catalogo de maquinaria de ocasión perfectamente descrita en una gran base de datos. Todo ello, con la posibilidad de filtrar las búsquedas, lo que permite dar con el modelo requerido en unos instantes.

Volver arriba