Un vehículo eficiente que se adapta a cualquier tipo de terreno

La pala excavadora es una máquina o vehículo industrial autopropulsado, que se mueve sobre neumáticos u oruga dependiendo del tipo de terreno en el que se vaya a utilizar. Tiene una estructura que gira al completo, 360 grados en ambos sentidos, para excavar terrenos, cargar, girar y descargar diversos tipos de materiales. Para ello cuenta con un brazo, o pluma, en el que se fija una cuchara de grandes dimensiones.

Existen dos grandes tipos de excavadora: la que presenta la cuchara hacia arriba y la que tiene la cuchara hacia abajo (retroexcavadora). Además, hay modelos híbridos que, en vez de poseer el esperado motor diesel, presentan un motor diesel-eléctrico. De hecho, esta última clase de excavadora es de las más demandadas en la actualidad.

La excavadora se utiliza sobre todo para el traslado y movimiento de materiales, o para excavar terrenos en cualquier tipo de suelo. Es una máquina muy común en obras cuyo propósito puede ser la extracción de tierra para la instalación de piscinas, estanques, albercas o depósitos.

Modelos y fabricantes

En cuanto al modo de desplazamiento, existen modelos con orugas, cuya perfecta adherencia al terreno permite una mayor libertad de movimiento garantizando un riesgo mínimo, o también de suelo, de cable o de cadena. Puede tratarse de una excavadora fija (no desplazable) o móvil, según las necesidades concretas para cada tipo de trabajo.

Existe una amplia gama de este tipo de maquinaria motorizada, tan necesaria en obras públicas y trabajos de construcción. Fabricantes como Atlas, Fuchs o Hitachi, con algunos de los modelos más potentes y confiables del mercado, ofrecen alternativas que se ajustan a cualquier perfil profesional y económico.

Incluso pequeños trabajos de excavación requieren la presencia de un profesional cualificado y con la licencia correspondiente a los mandos de una excavadora, por lo que no es común que este tipo de vehículo industrial sea manejado por parte de particulares. Más vale prevenir que lamentar, y el manejo de cualquier excavadora presupone un conocimiento especializado para garantizar la seguridad y optimizar su uso al máximo.
Volver arriba